La Policía Nacional ha hecho balance de su actuación referente a los estupefacientes que se han hecho durante 2017. El año pasado, abrieron más de 7.000 actas por este motivo en Baleares.

En total, el Cuerpo Nacional de Policía abrió 7.709 actas relacionadas con drogas en Baleares. De estas, en Palma se registraron un total de 4.159.

Por otra parte, también han contabilizado las armas u otros objetos peligrosos que han decomisado en los pasados 12 meses. En Baleares fueron 543. De nuevo fue Palma el área donde más se concentraron estas incautaciones, con 391 actas.

Estas actuaciones se han realizado durante servicios preventivos en la calle, patrullas de Seguridad Ciudadana u otros operativos. Estos casos se han resuelto con sanciones administrativas, según lo que dicta la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana.

En el caso de las actas por portar o utilizar armas, la normativa contempla sanciones muy diversas según la gravedad de la situación. En el peor de los casos, la multa puede alcanzar los 600.000 euros.

Sobre los estupefacientes, son infracciones graves el consumo o la tenencia en la vía pública, aunque no sea para traficar, transportar a personas para darles acceso a las drogas, hacer plantaciones en lugares visibles al público y tolerar el consumo o el tráfico de estas. En estos casos, las multas pueden ir de 601 a 30.000 euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.