Las imágenes que acompañan esta noticia han sido dadas a conocer por la propia Policía Local de Palma y muestran lo peligroso que puede resultar la conducción de una persona en estado ebrio, una escena que, lamentablemente, se repite con más frecuencia de la que pensamos.

En la grabación, que ha sido tomada en el tramo del Paseo que discurre entre las calles Gabriel Roca y Avenida Argentina por una dotación del Grupo de Atención Preventiva (GAP), se observa como el vehículo infractor se desplaza de un carril a otro sin aparente razón alguna hasta llegar a un semáforo donde los agentes le indican que debe detenerse.

Así, el joven que conduce obedece las órdenes de los agentes y estos proceden a practicarle la prueba de alcoholemia informándole de que si la misma supera los 0.25 deberá acompañarles hasta el Cuartel de San Fernando cosa que sucede cuando el dispositivo señala 0.94

El mensaje de la Policía, que acompaña al video es claro: “Fíjate como te pones en peligro tú mismo y a los demás cuando llevas una tase alcohol casi cuatro veces superior a la permitida”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.