La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha dictado una sentencia absolutoria para el ex párroco de Selva que había sido acusado de un presunto delito de abusos sexuales.

El Tribunal considera que hay dos versiones de los hechos que podrían ser igual de verosímiles teniendo en cuenta la prueba practicada en el juicio oral.

En concreto, los magistrados creen que hay elementos de prueba que refuerzan la versión de la menor pero otros datos no les permiten descartar la existencia de móviles espurios de carácter económico en la denuncia presentada por el padre de la niña.

En este contexo, el Tribunal considera que no hay prueba de cargo suficiente para enervar el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote y ante las dos versiones, la Sala se descanta por la alternativa más favorable para el acusado aplicando el principio ‘in dubio pro reo’.

La sentencia considera probado que entre noviembre de 2014 y febrero de 2015 el padre de la menor llevó voluntariamente a la menor a la casa del sacerdote, donde la niña pasó la noche, para que hablara con ella por el reciente fallecimiento de su madre. Sin embargo, no considera acreditado los hechos que denunció posteriormente el padre sobre un presunto abuso sexual a la menor.

La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.