Foto: Reuters

Las autoridades de Filipinas se están preparando para una situación de emergencia que podría prolongarse hasta tres meses en las zonas próximas al volcán Mayón, cuyas erupciones ya han provocado el desplazamiento de más de 81.000 personas que se han visto abocadas a alojarse en refugios temporales, según ha contado la agencia de gestión de emergencias filipina.

El volcán Mayón, situado en la provincia de Albay, en la isla de Luzón, ha permanecido en alerta de nivel cuatro, un escalón por debajo del máximo, mientras continúa expulsando lava y materiales candentes, según los vulcanólogos.

“Estamos preparándonos para tres meses”, ha dicho la portavoz de la agencia filipina de gestión de emergencias, Romina Marasigan, tras mencionar situaciones similares que se han vivido por erupciones de este volcán de 2.462 metros de altura.

La portavoz ha subrayado que las familias desplazadas tienen que permanecer en los centros de evacuación todo el tiempo que se mantenga la situación de emergencia. Los suministros de alimentos y otros artículos de primera necesidad siguen siendo suficientes aunque hay preocupación por las condiciones de higiene y de salud en los 69 refugios temporales habilitados fuera de la zona de peligro del volcán.

La portavoz de la agencia de gestión de emergencias ha admitido que es posible que los evacuados sufran enfermedades respiratorias por las cenizas que ha estado expulsando el volcán. “Seguimos en alerta roja”, ha dicho Marasigan, en una comparecencia ante la prensa en la que ha asegurado que hay 69.672 evacuados alojados en escuelas y cerca de 12.000 en tiendas o en alojamientos de familiares.

Los trabajadores sanitarios están realizando revisiones médicas gratuitas y están proporcionando medicinas a los ancianos y niños en los centros de evacuación aunque todavía no hay suficientes letrinas para todas las personas desplazadas.

“La provincia está haciendo todo lo posible por solucionar las carencias de letrinas”, ha explicado el secretario adjunto del Ministerio de Sanidad, Nestor Santiago. Hasta el momento se han cancelado 97 vuelos por las erupciones del volcán Mayón.

Los vulcanólogos han dicho que en las últimas 21 horas, desde el jueves por la mañana, se han registrado siete episodios de erupciones de lava intensas y esporádicas que se han prolongado durante varios minutos.

Las erupciones de lava, que han llegado a alcanzar distancias de entre 150 y 500 metros, han generado cenizas volcánicas que se ha extendido hasta tres kilómetros desde el cráter.

A pesar de los avisos de las autoridades, algunos residentes se han negado a abandonar la zona de peligro, con casos como los de los agricultores que no quieren dejar sus cosechas y a su ganado abandonados y los de aquellas personas que no quieren ir a los centros de evacuación porque están llenos de gente y son incómodos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.