Un antiguo miembro de la Policía Federal de México ha asesinado a su esposa y a sus dos hijas de cinco y dos años y luego ha descuartizado los cadáveres y los ha rociado con cal viva y ha incendiado la casa para eliminar pruebas. El incidente ha ocurrido en el municipio de Tecámac, a las afueras de Ciudad de México.

Los vecinos llamaron a la Policía en la noche del domingo porque en el interior de una casa había un hombre muy alterado. Los agentes se encontraron con José N., de 30 años de edad, quien había prendido fuego a la vivienda donde residía, por lo que solicitaron la presencia de los bomberos.

Una vez controlado el incendio, los agentes entraron en la casa y encontraron los cuerpos descuartizados y calcinados de su esposa de 33 años y de sus dos hijas de cinco y dos años, informa el diario mexicano ‘El Universal’.

El hombre, que aparentemente había consumido droga, confesó que el 31 de diciembre asfixió y apuñaló a la mujer y las niñas y para evitar que el olor de sus cuerpos en descomposición se propagara los roció con cal e incendió la vivienda. El expolicía fue detenido y presentado ante el Ministerio Público por el triple homicidio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.