La Policía Nacional detuvo el jueves por la mañana a otro varón de etnia gitana por el apuñalamiento a un joven marroquí en la víspera de Sant Antoni en Manacor, el pasado miércoles. La víctima se encontraba en estado muy grave, pero su evolución ha sido favorable y ya está fuera de peligro.

La actuación policial se desarrolló tras recibir una llamada de los servicios de emergencias en la víspera de Sant Antoni en Manacor. Un joven marroquí resultó herido de gravedad tras ser apuñalado tras una discusión por un teléfono móvil.

A partir de aquí, la Policía Nacional inició una minuciosa investigación que al día siguiente ya había dado sus frutos. Se arrestó de uno de los autores del apuñalamiento.

Por su parte, el joven ingresó en el Hospital de Manacor con pronóstico muy grave que hacía peligrar su vida, ya que la puñalada había afectado a zonas vitales. Por suerte, su evolución fue favorable y ya se encuentra fuera de peligro.

Tras esta primera detención, la Policía Nacional siguió investigando, ya que creían que había participado una segunda persona. Por lo tanto, intensificó la búsqueda. Como resultado, el jueves por la mañana se detuvo al segundo autor, también de etnia gitana.

Durante la mañana de este viernes, los detenidos han pasado a disposición de un juzgado de instrucción en Manacor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.