Las secciones sindicales de Som Sindicalistes, constituidas en las empresas concesionarias de los servicios privatizados del Instituto Municipal de l’Esport (IME), han denunciado las condiciones a las que se ven sometidos los trabajadores en las piscinas y pabellones deportivos dependientes de la empresa municipal. Según critican, los empleados deben aguantar las “temperaturas insoportables” o tienen un baño como oficina. Y todo esto por sueldos que muchas veces rondan los 800 euros.

Según denuncia el sindicato, el personal subcontratado se ve obligado a trabajar en condiciones extremas durante los meses de más frío o calor, cuando está sometido a temperaturas insoportables. Asimismo, se quejan de que hasta el momento no se han subsanado estas deficiencias. Se da el caso de que han detectado baños reconvertidos en lugares de trabajo para los recepcionistas, como es el caso del pabellón situado en el barrio del Molinar. De la misma manera, muchas de estas instalaciones no disponen de salas adecuadas para que los trabajadores descansen, algo obligatorio por la duración de su jornada laboral.

De esta forma, Som Sindicalistes reclama al Ayuntamiento de Palma una valoración urgente de los distintos puestos de trabajo del personal subcontratado y una rápida adecuación de todos los centros. Esperan que asuman la responsabilidad subsidiaria a la que está obligado según legislación laboral vigente.

El sindicato exige también una equiparación de condiciones laborales con el personal del propio instituto municipal. En este sentido, han recordado que el IME destinará durante los próximos cuatro años más de 30.000.000 euros a los servicios públicos privatizados (socorristas, personal de mantenimiento, recepcionistas y personal de limpieza). Mientras tanto, estos trabajadores recibirán solamente un salario medio bruto mensual de 800 euros.

Som sindicalistes ya ha pedido una reunión con el alcalde de Palma, Antoni Noguera, la regidora de Deportes, Susanna Moll, y el gerente del IME, José María González. Desean hablar con ellos para comentar estas condiciones laborales, pero hasta el momento no han recibido respuesta alguna ni les han hecho llegar medidas que finalicen con esta situación constante de precariedad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.