El 47% de las viviendas en Baleares pueden sufrir problemas estructurales por la humedad, según los datos aportados Habitissimo, que señala, además, que en lo que llevamos de temporada se han registrado 150 peticiones relacionadas con problemas de humedades en la vivienda.

Así, en la Comunidad balear el 47% de las viviendas fueron construidas antes de 1979, según los datos registrados en el Instituto Nacional de Estadística, año que se firmó la primera normativa básica que exigió incorporar el aislamiento térmico como elemento constructivo.

Tal y como indican desde Habitissimo, “hay que tener en cuenta que si aparecen humedades, quiere decir que la vivienda carece del aislamiento térmico adecuados”.

Así, se señala que los problemas de humedades estructurales que afectan a os hogares pueden provenir de las aguas del subsuelo que ascienden por los muros (humedades por capilaridad); pueden penetrar en las viviendas a través de las paredes (humedades por filtraciones laterales) o generarse en el interior al tener un excesivo nivel de vapor en el ambiente que genera la condensación del agua (humedades por condensación).

Los efectos más visibles de las humedades producidas por la condensación son la aparición de hongos y mohos en esquinas y paredes; cristales empañados; mobiliario y otros objetos deteriorados e, incluso, riesgo en las instalaciones eléctricas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.