Un individuo de 27 años permanece en estado grave tras caer desde la ventana de un cuarto piso sobre el techo de un vehículo estacionado en la vía pública y salir rebotado e impactar contra la calzada después.

El hecho ha tenido lugar poco antes de la una de la madrugada en la calle San Rafael de Palma, en un piso muy conflictivo debido a la presencia de okupas que tienen desesperados al vecindario pues, como han señalado a este Digital: “Cada día hay broncas, juergas, fiestas. Esto es insoportable”.

Hasta el lugar se han desplazado hasta una docena de agentes entre miembros de la Policía Local y de la Policía Nacional que han acordonado la calle mientras el precipitado era atendido por el personal médico de una de las dos ambulancias presentes.

Sin embargo, la intervención se ha complicado al comprobarse que la novia del precipitado amenazaba con saltar al vacío desde el mismo piso. Esta situación ha obligado a varios agentes a entrar en la vivienda para evitar una tragedia-después de  tener que romper varios candados que los okupas habían puesto-.

A la joven, que presentaba un alto estado de excitación y un comportamiento muy violento, se le han tenido que suministrar calmantes antes de trasladarla hasta el hospital. Otro compañero de la pareja también parecía estar bajo los efectos de algún tipo de estupefaciente y se hallaba completamente desconcertado.

Las investigaciones para aclarar lo ocurrido continúan aunque se descarta un intento de suicidio pues, según han apuntado varios testigos, el precipitado ha estado actuando de manera muy peligrosa e irresponsable durante varios minutos antes de caer, descolgándose una y otra vez por la ventana.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.