Unas cuarenta personas invitadas a un bautizo han protagonizado esta madrugada una multitudinaria pelea en un restaurante del Centro Comercial Porto Pí

La trifulca se inició casi a las cuatro de la madrugada a raíz de que uno de los convidados llamara “puta” a la esposa de otro. El marido de la ofendida salió en defensa de su mujer y los golpes no tardaron en llegar mientras se sumaban varios de los presentes, tanto para defender a uno u otro contendiente como para intentar separar a quienes se iban sumando a la pelea.

En un principio, la Policía Local ha recibido un aviso de que se trataba de una pelea en la que participaban colombianos, rumanos y gitanos por lo que se ha temido que se tratara de un tema de bandas y ha desplazado hasta el lugar a quince agentes.

Al poco de llegar la Policía, los ánimos de los participantes comenzaron a calmarse y aunque hubo varios heridos (el más grave el marido de la ofendida que presentaba diversos cortes y chichones en la cabeza), nadie ha necesitado ser trasladado hasta un hospital.

En toco caso, la Policía Local dispersó a los participantes e identificó a los responsables de lo ocurrido para dar inicio a las investigaciones pertinentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.