La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a Volkswagen Audi España y a su concesionaria oficial en Palma a pagar 500 euros a una mujer que adquirió un turismo con ‘software’ para manipular los registros de emisiones contaminantes.

Con todo, la Audiencia ha rebajado el importe de la indemnización, originalmente de 1.500 euros, al estimar parcialmente el recurso de la empresa contra la sentencia de instancia.

La compradora reclamaba más de 6.000 euros en concepto de indemnización por daños morales por comercialización fraudulenta y el abono de los intereses y gastos por la financiación de la compra, por 3.000 euros. También solicitaba anular el contrato pero esta pretensión fue desestimada.

La concesionaria oficial de la marca se opuso alegando que no existe «ningún impedimento jurídico para que el vehículo
sea utilizado conforme a derecho» y que la compradora no había «podido sufrir daño moral alguno». Además, consideraba que la cuantificación de daños se había hecho «de forma totalmente arbitraria».

Por su parte, Volkswagen señaló que el software no había sido declarado ilegal, que el coche mantenía la homologación y que no emite más gases contaminantes en conducción real que el resto de vehículos del mercado, entre otras alegaciones.

La Audiencia basa su decisión sobre el importe de la indemnización en otra sentencia anterior sobre un caso idéntico por el conocido como ‘dieselgate’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.