Al menos tres personas han muerto y más de 70 han resultado heridas como consecuencia del descarrilamiento de un tren de pasajeros que ha caído este lunes sobre una autopista a las afueras de la ciudad estadounidense Seattle, lo que ha provocado también el colapso total del tráfico en la zona, según ha informado la Policía local.

El convoy ha caído sobre la Interestatal 5 en la zona de Dupont. La autopista ha quedado cerrada en ambas direcciones, ha explicado el Departamento de Transportes del estado de Washington. “Usad rutas alternativas, estaremos aquí un tiempo”, ha tuiteado una portavoz, Brooke Bova.

La empresa ferroviaria, Amtrak, ha explicado en un comunicado que a bordo del tren viajaban 78 pasajeros y cinco miembros del personal. Una miembro de la Policía local, Ed Troyer, ha confirmado que al menos tres personas que viajaban a bordo han fallecido por el accidente, según el periódico ‘The Tacoma News Tribune’.

Por otra parte, al menos 77 personas han sido evacuadas a varios hospitales de la zona, tres de ellos con heridas “graves”.

El tren había partido desde Seattle a las 6.00 (hora local) y ha descarrilado por causas desconocidas. El Departamento de Transporte ha explicado que el convoy circulaba por una nueva zona recién inaugurada creada precisamente para que los transportes evitasen curvas más lentas y túneles de un solo sentido.

Trece de los catorce vagones se han salido de las víctimas y los investigadores han abogado por mantener el lugar de los hechos intacto, en la medida de lo posible, hasta recabar pruebas. El Departamento de Transporte ha admitido que la retirada del tren será “un proceso largo”.

TRUMP PIDE UNA MEJORA

El gobernador de Washington, Jay Inslee, ha declarado el estado de emergencia y ha visitado el Ayuntamiento de Dupont, desde donde ha expresado su apoyo a las víctimas y sus familiares. La “principal prioridad” ahora, ha dicho, es garantizar la asistencia a los heridos, a la espera de que se vayan conociendo poco a poco los detalles sobre lo ocurrido.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado en Twitter su apoyo a las personas implicadas en el siniesro y ha agradecido la labor de los servicios de emergencia, aunque también ha aprovechado para señalar que sucesos de este tipo evidencian la necesidad de aprobar “rápidamente” un nuevo plan sobre infraestucturas. “Siete billones de dólares gastados en Oriente Próximo mientras nuestras carreteras, puentes, túneles, autopistas (y más) se derrumban. ¡Nunca más!”, ha proclamado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.