Foto: Reuters

Las autoridades de Turquía han anunciado este martes la desarticulación de un plan del grupo yihadista Estado Islámico para cometer un atentado a gran escala en un centro comercial de la localidad de Estambul.

La Policía antiterrorista ha indicado que las operaciones contra el grupo permitieron descubrir que los yihadistas pretendían atentar en el centro comercial Forum Istanbul, situado en el barrio de Bayrampasa.

La operación fue lanzada el 27 de octubre tras dos explosiones en sendos edificios de los barrios de Esenyurt y Arnavotkoy, que llevaron a las autoridades a descubrir que eran pisos franco usados para la fabricación de bombas.

La investigación permitió determinar los nombres de los ocupantes, que fueron localizados un día después en el citado centro comercial, donde fueron detenidos cuando intentaron darse a la fuga.

En el vehículo hallado en el aparcamiento del centro comercial fueron encontrados explosivos. Asimismo, fue localizada una motocicleta bomba en ese mismo lugar.

Durante las operaciones en el centro comercial, la Policía halló cuatro microondas llenos de explosivos, según ha informado el diario local ‘Hurriyet’.

Una vez finalizadas las investigaciones, las autoridades han subrayado que Estado Islámico pretendía hacer explotar por control remoto los microondas -que compraron los sospechosos y devolvieron alegando que no funcionaban tras llenarlos de explosivos-.

El plan del grupo incluía la activación del coche y la motocicleta bomba en el aparcamiento cuando la gente huyera del interior del centro comercial, tras lo que varios suicidas se inmolarían entre la muchedumbre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.