Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este lunes que su país está con su aliado Japón frente a la “amenaza” de Corea del Norte y que Washington trabajará con Tokio para solucionar los problemas comerciales entre la primera y la tercera economía mundial.

En declaraciones efectuadas tras una cumbre con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en Tokio, Trump ha reiterado su mantra de que la “era de la paciencia estratégica” con Corea del Norte ha terminado y que ambas naciones están trabajando juntas para frenar las “peligrosas agresiones” de Pyongyang, que ha lanzado dos misiles que sobrevolaron territorio japonés.

Asimismo, Trump ha asegurado que Japón derribará los misiles norcoreanos “en el aire” cuando complete la compra de equipos militares estadounidenses. Abe, por su parte, ha dicho que Tokio lo hará si es necesario.

Por otra parte, Trump ha presionado a Japón para que reduzca su déficit comercial con Estados Unidos y compre más equipamiento militar estadounidense, pero Abe ha esquivado las preguntas sobre el primer asunto.

El mandatario estadounidense está en la segunda jornada de una gira de 12 días por Asia que se centrará en el comercio y en los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

“Lo más importante es que estamos trabajando para frenar las peligrosas agresiones del régimen de Corea del Norte”, ha sostenido Trump, que ha calificado los recientes ensayos nucleares y lanzamientos de misiles balísticos sobre Japón como “una amenaza al mundo civilizado y a la paz y la estabilidad internacional”.

“Algunas personas dicen que mi retórica es muy fuerte. Pero miren lo que ha pasado con la retórica tan débil de los últimos 25 años. Miren dónde estamos ahora”, ha subrayado.

JAPONESES SECUESTRADOS POR PYONGYANG

El presidente estadounidense también se ha reunido este lunes con familiares de ciudadanos japoneses secuestrados por Pyongyang, quienes han celebrado su simpatía por su caso pero han defendido que no sirve de nada si no va acompañada de acciones que permitan la vuelta de sus seres queridos.

Trump ha incorporado a sus ataques contra Pyongyang la historia de Megumi Yokota, que tenía 13 años cuando fue secuestrada en una playa por agentes norcoreanos hace 40 años, mencionándola en su discurso del pasado septiembre ante la ONU.

El presidente se ha reunido este lunes con su madre, Sakie, convirtiéndose en el tercer presidente en hacerlo, así como con los familiares de otros siete secuestrados que Pyongyang dice que han muerto, igual que Megumi, que se habría ahorcado, según la versión norcoreana.

“Trabajaremos juntos y veremos si podemos hacer algo, ahora que está puesto el foco de atención”, ha declarado al respecto Trump durante su rueda de prensa con Abe, calificando los secuestros de “algo muy triste”. “Quizá el propio régimen los envíe de vuelta. Creo que sería una señal tremenda si Kim Jong Un los enviara de vuelta”, ha añadido.

En una rueda de prensa posterior, la madre y los dos hermanos pequeños de Megumi han agradecido la atención de Trump, si bien varios familiares han incidido en que han pasado décadas sin que se haya hecho nada, incluso por parte del Gobierno de Abe.

“Parece que el presidente escuchó cuidadosamente todas nuestras historias y quedó impresionado”, ha comentado Koichiro Iizuka, cuya madre, Yaeko Taguchi, fue secuestrada en 1978. “Pero si esto es todo lo que sale de esta reunión, es absolutamente indignante”, ha afirmado. “Es cómo hacemos frente al anterior olvido y emprendemos acciones lo que importa”, ha añadido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.