Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este martes que se “ocupará” de Corea del Norte, en respuesta al último misil balístico lanzado por el régimen de Kim Jong Un, el más exitoso hasta la fecha, que ha caído en aguas territoriales de Japón sin causar daños.

“Nos ocuparemos de ello (…) Es una situación que gestionaremos”, ha dicho en unas breves declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca que ha realizado mientras el misil norcoreano todavía estaba volando, según informa la cadena estadounidense CNN.

Además, ha aclarado que la postura de su Gobierno hacia Corea del Norte, país que ha incluido recientemente en la lista de “patrocinadores del terrorismo”, no se ha alterado con esta nueva provocación. “Nos lo tomamos muy en serio. Nada ha cambiado”, ha subrayado.

Por su parte, el secretario de Defensa, James Mattis, ha confirmado que este misil balístico ha alcanzado más altura que los anteriores y ha considerado que es parte de los “esfuerzos” de Corea del Norte para “seguir amenazando a todo el mundo”. El reciente lanzamiento pone en peligro “la paz del mundo y la región y, ciertamente, la de Estados Unidos”, ha denunciado.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, ha abogado por “frenar” la escalada norcoreana y para ello ha instado a la comunidad internacional a “enviar un mensaje unívoco a Corea del Norte de que debe abandonar sus programas” nuclear y de misiles balísticos. Entretanto, “todos los países deben continuar con fuertes medidas económicas y diplomáticas” contra Pyongyang. Tillerson ha propuesto añadir a las actuales sanciones “el derecho a interceptar el transporte marítimo de bienes hacia y desde Corea del Norte”.

“Las opciones diplomáticas siguen siendo viables, siguen estando abiertas, por ahora”, ha aclarado Tillerson. “Estados Unidos sigue comprometido con encontrar un camino pacífico hacia la desnuclearización (de la península coreana) y para acabar con las acciones beligerantes de Corea del Norte”, ha apuntado en un comunicado difundido por el Departamento de Estado.

ÚLTIMO MISIL

En torno a las 3.17 horas del miércoles (tarde del martes en España) un misil balístico ha despegado desde la provincia norcoreana de Pyongan del Sur y 50 minutos después ha caído en aguas de la zona económica exclusiva de Japón, recorriendo unos 1.000 kilómetros, de acuerdo con la información proporcionada por Japón y Corea del Sur.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos, por su parte, ha detallado que se trata de un misil balístico de alcance intercontinental. Fuentes del Pentágono consultadas por CNN han revelado que es el que más alto ha volado hasta la fecha, alcanzando los 4.500 kilómetros.

Corea del Norte no había llevado a cabo ningún ensayo balístico desde el 15 de septiembre, cuando lanzó un misil intercontinental que sobrevoló parte del territorio japonés e impactó en el mar al este de la isla de Hokkaido. Sin embargo, fuentes estadounidenses y niponas ya habían advertido de una prueba inminente.

En los últimos tiempos, el régimen de Kim Jong Un ha protagonizado una escalada militar, amenazando incluso con atacar el territorio estadounidense de Guam, en el océano Pacífico. Trump advirtió en verano de que respondería con “furia y fuego” a cualquier ataque norcoreano contra Estados Unidos.

La comunidad internacional ha respondido endureciendo el régimen de sanciones contra Corea del Norte, pero esto no parece haber disuadido a Kim, que ha seguido adelante con las pruebas nucleares y de misiles balísticos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.