Foto: Europa Press

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha rechazado retractarse después de que la familia Pujol haya presentado una denuncia contra él por haber afirmado que cobraban comisiones ilegales en Cataluña y que robaron 2.500 millones de euros, y ha subrayado que esta acusación se basa en informaciones periodísticas.

“Con lo que nos han robado en Cataluña, con el 3%, el 4% y el 5% que se han llevado de las mordidas de obra pública y con los delitos confesados por Jordi Pujol”, el expresidente de la Generalitat, “solo faltaría ahora que ni los periodistas, ni los policías, ni los jueces, ni los fiscales, ni los políticos de la oposición pudiéramos denunciar los delitos de corrupción”, ha manifestado.

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha indicado que la deuncia interpuesta por Jordi Pujol Ferrusola en nombre de toda su familia ha sido por “reproducir noticias” de los medios de comunicación y se ha negado a retirar sus palabras.

“No podemos retirar las informaciones que los medios han publicado, que en principio tienen veracidad, y tampoco podemos retirar los informes policiales que dan esos datos ni los indicios judiciales que han llevado a Jordi Pujol Ferrusola a (la cárcel de) Soto del Real”, ha afirmado.

REITERA QUE LOS PUJOL SON “LA BANDA DEL 3%”

Por tanto, “reiteramos que en Cataluña ha habido corrupción, que el señor Pujol ha cometido delitos y que el clan Pujol es una banda del 3% que ha intentado drenar el dinero público de muchos catalanes”, ha añadido.

Según el diario ‘Público’, la denuncia se basa fundamentalmente en un mensaje que el presidente de Ciudadanos escribió en su cuenta de Twitter el pasado 6 de septiembre y en las declaraciones a la prensa que hizo en junio, cuando acusó a “la mafia de los Pujol” de haber cobrado comisiones ilegales y de haber robado 2.500 millones de euros de las arcas públicas de Cataluña. Para Rivera, el objetivo de esta acción judicial es volver “al oasis catalán en el que no se podía denunciar la corrupción”.

“A los de la banda del 3%, a los de (Carles) Puigdemont, a los de Junts per Catalunya, les digo que se acabó el oasis” y que “no van a tapar con la ‘estelada’ la charca de corrupción que han tenido durante tanto tiempo”, ha advertido en alusión a la antigua Convergència, ahora convertida en PDeCAT y que concurre a las elecciones catalanas como Junts per Catalunya.

El líder de la formación naranja les ha dicho que no lograrán “amedrentar y silenciar” a los políticos, periodistas, jueces y fiscales que denuncian la corrupción porque ahora hay “libertad” en Cataluña, donde existe la oportunidad de abrir una nueva etapa “sin corrupción y sin nacionalismo” tras los comicios del 21 de diciembre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.