Foto: Reuters

La Policía ha solicitado al Parlamento que retire la inmunidad al futuro primer ministro de República Checa, Andrej Babis, para poder abrir un procedimiento de investigación en su contra por supuesto fraude de subvenciones de la Unión Europea, según ha informado la cadena de televisión checa CTK.

La Policía sospecha que el multimillonario Babis estuvo implicado en el fraude de dos millones de euros en subvenciones de la Unión Europea para un centro de convención y una explotación agraria. Babis niega que haya cometido irregularidades y ha denunciado que las acusaciones tienen motivos políticos.

La Cámara Baja del Parlamento checo aprobó en septiembre una autorización para que pudiera ser procesado pero Babis volvió a ganar la inmunidad en las elecciones legislativas de octubre, en las que su partido, la Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO), se impuso por un amplio margen.

La Policía sospecha que Babis ocultó que era el propietario de una granja y un centro de convención hace una década para conseguir una subvención de dos millones de euros de la Unión Europea para pequeñas empresas.

El presidente de República Checa, Milos Zeman, ha encargado a Babis la formación del nuevo gobierno, tras su victoria en las últimas elecciones legislativas pero este caso podría perjudicar sus opciones para cerrar una coalición porque los otros ocho partido se han negado a apoyarle si finalmente afronta cargos policiales.

Babis se inclina ahora por formar un gobierno en minoría, que podría ser nombrado en las próximas semanas, pero afrontaría la posibilidad de no superar una moción de confianza en el Parlamento, que cuenta con 200 escaños.

Su formación logró en los últimos comicios 78 parlamentarios pero no ha conseguido ningún apoyo, salvo el del Partido Comunista, que cuenta con quince escaños. Si el futuro gobierno no supera la moción de confianza, el partido tendría dos oportunidades más para formar gobierno, lo que podría prolongar el trámite durante meses con Babis manteniendo el cargo.

Una portavoz de la fiscalía de distrito de Praga ha señalado que la Policía “ha entregado una solicitud” al Parlamento para retirar la inmunidad a dos parlamentarios por el caso de la granja investigada, si bien no ha detallado los nombres de los diputados.

Babis trasladó en 2017 las acciones de su imperio empresarial –valorado en unos 4.000 millones de dólares y formado por numerosas empresas de procesamiento, agrarias, de productos químicos y de medios de comunicación– a varios fideicomisos.

Las elecciones legislativas de octubre marcaron un punto de inflexión en la política de República Checa por el auge de los nuevos partidos, con el partido de Babis logrando el triple de votos que el segundo en los comicios gracias a sus promesas de gobernar con eficacia y acabar con la corrupción.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.