La portavoz del Ejecutivo autonómico, Pilar Costa, ha manifestado este viernes que con la dimisión de la directora general de Turismo, Pilar Carbonell, tras ser imputada en el ‘caso Cursach’ se han tomado las “medidas y responsabilidades políticas que pertocan”.

En rueda de prensa, también ha remarcado que no le consta que la presidenta del Govern, Francina Armengol, le haya pedido al vicepresidente, Biel Barceló, que dimita, tal como ha solicitado Podemos.

Tras el anuncio de su imputación, Barceló aceptó el jueves la dimisión de Carbonell, que había puesto el cargo a su disposición.

Carbonell será sustituida por Antoni Sansó, que hasta ahora era asesor técnico de esta conselleria, tal como se anunció ayer y tal como se ha formalizado este viernes en el Consell de Govern

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.