Foto: Reuters

El Ejército de Zimbabue ha asegurado este viernes que ha logrado “avances significativos” en sus acciones contra “criminales” del entorno del presidente, Robert Mugabe, agregando que sigue abordando con el mandatario la forma de lograr progresos en la situación política que atraviesa el país.

Así, ha afirmado que hasta el momento ha detenido a algunos de estos “criminales” para llevarlos ante la justicia, al tiempo que ha dicho que otros siguen en busca y captura, sin dar más detalles ni nombres.

El Ejército ha insistido en su comunicado que estas personas “cometieron crímenes que causaron sufrimiento social y económico” al país, tal y como ha recogido el diario local ‘The Herald’.

“Los agregados de Defensa acreditados en Zimbabue han sido informados para que juzguen la situación en el país”, ha manifestado, pidiendo nuevamente al resto de miembros de las fuerzas de seguridad que no interfieran en sus actividades.

“Publicaremos periódicamente notas de prensa para mantener informado al público de los acontecimientos en el país. El Ejército aplaude a la nación por mantenerse paciente y pacífica mientras lleva a cabo sus operaciones”, ha remachado.

Mugabe se reunió el jueves con el jefe del Ejército, Constatino Chiwenga, así como los emisarios enviados por Sudáfrica y con un cura católico que está tratando de mediar en la crisis abierta en el país africano.

El periódico ‘The Herald’ publicó tras ello las primeras imágenes de Mugabe, de 93 años, desde que el Ejército zimbabuense tomara el control del país en la madrugada del miércoles, sin apartar oficialmente del cargo al mandatario, que gobierna el país desde la independencia en 1980.

En las imágenes, tomadas en la sede de la Casa del Estado, aparecen Mugabe y Chiwenga, así como el padre Fidelis Mukonori, la ministra de Defensa sudafricana, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, y el ministro de Seguridad del Estado de este mismo país, Bongani Bongo.

Según una fuente citada previamente por Reuters, el presidente, que está confinado en su residencia junto a su mujer Grace y dos figuras claves de la facción política G-40 que apoyan a la primera dama, se niega a abandonar el cargo antes de que expire su mandato en 2018.

De acuerdo con un responsable del servicio de Inteligencia del país, el padre Mukonori está intentando convencer al mandatario para que deje la Presidencia y permita una transición tras la toma del control por parte del Ejército.

El líder opositor Morgan Tsvangirai pidió durante la jornada del jueves la dimisión de Mugabe “por el bien del pueblo”. El dirigente opositor se ha sumado a los mensajes de otros líderes como la exvicepresidenta Joice Mujuru y ha pedido un acuerdo de transición, según el portal sudafricano News24.

Tsvangirai ha aprovechado también para “saludar” el papel desempeñado por los artífices de la “liberación” del país, en alusión a las Fuerzas Armadas, y ha aplaudido que la cúpula militar “haya garantizado el valor de la vida humana”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.