Foto: Reuters

Varios miles de personas han salido este sábado a la calle para expresar su respaldo a la población kurda en Düsseldorf. La manifestación se ha desarrollado pacíficamente hasta que se han producido disturbios con la Policía.

Los altercados tuvieron lugar cuando los agentes intentaron prohibir la marcha al ver numerosas banderas con el retrato de Abdullah Öcalan, el líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), prohibido en Alemania, y ante la negativa de los presentes a enrollarlas.

Los policías fueron atacados con los palos de las banderas, por lo que respondieron con aerosoles de pimienta, ha explicado una portavoz de la Policía. Cinco personas han sido detenidas.

El PKK fue ilegalizado en Alemania en 1993 y catalogado como organización terrorista. En Alemania viven unos 800.000 kurdos, según cálculos del Centro de Estudios Kurdos NAVEND, una cifra que las autoridades alemanas consideran ajustada. Es difícil cifrarlos con exactitud debido a que no tienen un Estado propio y están registrados como ciudadanos de Turquía, Irak, Irán o Siria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.