Destrozan los cristales de al menos una docena de taxis de Mallorca

Varios taxistas están padeciendo una oleada de actos vandálicos en sus vehículos durante las últimas semanas. Algunos de sus coches están sufriendo la rotura de sus cristales, según denuncian desde la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca (ASATM), lo que está provocando pérdidas entre los afectados.

Los hechos se están produciendo durante la madrugada de los fines de semana, cuando los taxis están aparcados en la calle. Desde la ASATM han detectado una docena de automóviles afectados, según explica su presidente, Gabriel Moragues. Eso sí, sospechan que pueden haber más casos que no les hayan comunicado por diversas razones.

Estos desperfectos no los han tenido que pagar los conductores, puesto que normalmente hay un seguro que cubre esta clase de daños. Pero lo que no pueden evitar es el perjuicio por no salir a trabajar. “Ahora en invierno afortunadamente no es lo mismo que en verano”, recalca Moragues, “pero en tres días puedes perder de recaudación 250 o 300 euros brutos”. A esto añade que cada día hay “50 euros que corren estés trabajando o no”.

Estos actos vandálicos no se están localizando en un punto concreto, sino que se está produciendo de forma “generalizada”. Por ejemplo, un vehículo ubicado en la zona del polígono de Son Fuster resultó dañado hasta en dos ocasiones distintas. Y luego rompieron los cristales de un coche de sustitución que en ese momento ni siquiera estaba siendo usado. En otro caso hasta robaron la documentación de un taxi, la licencia, el carnet e incluso el libro de reclamaciones.

Además, la ASATM pide una mayor investigación policial como la toma de huellas, que sí se ha realizado en algunos vehículos. También desean que se averigüe si hay algún grupo o individuo reincidente que esté cometiendo estos actos.

No es la primera vez que se ven afectados por problemas de esta índole. El año pasado ya les rompieron las ventanas de unos 70 u 80 vehículos en un solo mes. Cada día eran dos o tres los taxis afectados.

Así, los taxistas ya están prevenidos y no dejan ni dinero ni objetos de valor en el interior de los automóviles. Por tanto, lo único que provocan los individuos son daños materiales. Y ya no solo por los cristales, sino que después también destrozan los taxímetros.

Hay omentarios Únete a la conversación

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.