La Unión Progresista de Fiscales (UPF) de Baleares ha considerado que la convocatoria de una manifestación pública contra el juez instructor del caso Sancus/Cursach, Manuel Penalva, y el fiscal Anticorrupción, Miguel Ángel Subirán, resulta “un mecanismo inaceptable de coacción y presión a la función jurisdiccional”.

Asimismo, desde la UPF de Baleares han expresado en un comunicado que es “inquietante” el hecho que “sean letrados los que convocan esta manifestación puesto que ello supone asumir una incapacidad para hacer valer sus pretensiones por el cauce legal adecuado”.

“Pretenden resolver en la calle lo que la Ley señala que debe ser resuelto en los tribunales. Supone en definitiva, un claro ataque al Estado de Derecho que nos hemos dotado los ciudadanos”, ha añadido.

Por último, la UPF ha apuntado que “las discrepancias en temas judiciales no pueden ser resueltas acudiendo a mecanismos ajenos al Derecho pues supone exponer las decisiones judiciales a la presión popular y no a la razón, así la distancia y el equilibrio que exige la Ley”.

Cabe recordar el entorno de Bartolomé Cursach informó de que el próximo lunes 27 de noviembre, coincidiendo con la declaración del empresario ante el juez Penalva, se ha organizado una manifestación para pedir la detención e inhabilitación de este, así como la del fiscal Subirán.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.