El Consell de Mallorca ha presentado este miércoles el Proyecto de Presupuestos de 2018 que asciende hasta los 453,2 millones de euros, siendo “el presupuesto más alto en la historia de la institución insular”.

Así lo ha asegurado el conseller insular de Economía y Hacienda, Cosme Bonet, quien ha insistido en que el aumento en 50,6 millones de euros -un 12,6 por ciento más con respecto a 2017- permite definir a estos presupuestos como “saneados, municipalistas, prudentes y sociales”.

Respecto al presupuesto propio del Consell, en 2018 será de 441,2 millones de euros, con un incremento de 63,2 millones frente al año anterior, es decir, un 16 por ciento más.

De los nuevos ingresos, Bonet ha destacado la aportación del Govern a la institución insular, que aumenta en 78,9 millones de euros, un 38,5 por ciento más que en 2017.

EL IMAS ALCANZA LOS 189,1 MILLONES

En el ámbito social, el conseller insular ha resaltado el incremento del 21 por ciento en la partida que se destina al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), que será de 189,1 millones de euros. Desde el año 2012, el IMAS ha aumentado su presupuesto un 73,5 por ciento, lo que supone más de 80 millones de euros.

Además, ha indicado que de los nuevos recursos que incorpora el Consell de Mallorca, un 54 por ciento irá destinado a Servicios Sociales. El Fondo Mallorquín de Solidaridad y Cooperación incrementa su presupuesto un 60 por ciento.

“Nuestra prioridad son las personas, atender a los más desfavorecidos y aliarnos con los ayuntamientos para hacer posible la inversión”, ha asegurado Cosme.

En cuanto al resto de entes dependientes, el Teatro Principal ve incrementado su presupuesto en 800.000 euros; el Instituto de Hípica de Mallorca en 900.000 euros; y Corsorcio TIC, que aumenta un 255 por ciento, pasando de los 567.881 euros actuales a dos millones de euros.

CUENTAS MUNICIPALISTAS Y SANEADAS

Por otra parte, el conseller insular ha indicado que se aumentan las aportaciones a los ayuntamientos en 33,5 millones de euros, lo que significa un 82,2 por ciento más de los previsto inicialmente en los presupuestos de 2017.

Sobre la deuda pública, Cosme ha sostenido que se reduce “drásticamente” un 65,5 por ciento, que en términos absolutos, son 12 millones de euros menos que en el ejercicio anterior. Esta bajada se materializa pese a contemplar un endeudamiento “mínimo y prudente” de 12,5 millones de euros.

Otros elementos que el conseller ha querido destacar son la creación de la Oficina de Responsabilidad Social, que se destinen casi 10 millones a sentencias judiciales firmes y que se de cumplimiento al compromiso de la implantación de la Carrera Profesional.

En cuanto a las inversiones, ha resaltado el aumento de un 40 por ciento al Plan de inversiones en infraestructuras y equipamientos municipales, el Plan de reforma y mejora de infraestructuras y eficiencia energética de la corporación y el Plan de inversiones en instalaciones deportivas en municipios y restauración de molinos.

Respecto a la acusación del PP, quien criticó al equipo de gobierno de haber gastado solo el 46 por ciento del presupuesto de 2017 y de no llevar a cabo las inversiones previstas, Cosme ha pedido a la formación que deje de “manipular las cifras”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.