Foto: Europa Press

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González aseguró en una conversación con el expresidente valenciano Eduardo Zaplana que se había reunido en secreto con el extesorero del PP Luis Bárcenas para comer y que éste le desveló que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, iba contra él porque le habían dicho que se llevaba dinero de las obras.

En dicha conversación grabada en el despacho de González dentro de la investigación del caso Lezo, y a la que ha tenido acceso Europa Press, el expresidente madrileño le cuenta que un empresario “amiguete” le llamó para contarle que Bárcenas le dijo que sus problemas empezaron cuando él (Ignacio González) y Esperanza Aguirre “entraron en guerra” con el extesorero del partido Álvaro Lapuerta. “Y que se produjo una reunión donde este empresario les dio un dinero y les denunció la Gürtel. Luego Mariano dijo que se cortase con (Francisco) Correa”, ha añadido.

González confiesa a Zaplana que tras conocer esto comió en secreto con Bárcenas. “Me contó que todo el tema contra mí empieza porque se produce una reunión entre Mariano, Lapuerta y Villar Mir en la que dicen que yo me llevo un dinero de las obras”, asegura, al tiempo que dedica un insulto al empresario.

“Entonces, se produce una circunstancia, que no se la he contado a nadie. En septiembre de 2007 se adjudica a Villar Mir el Metro a Navalcarnero. Yo le digo a Esperanza (Aguirre) que es una locura, pero hace una oferta brutal de 300 y pico millones de euros; pero ahora tiene enterrados 150. El ‘timing’ es el siguiente. Debe decirle a Lapuerta que han dado un dinero. El tesorero éste siempre me odió porque nunca le dejé meter mano. Entonces, en octubre de 2008 hay una transferencia de un millón y medio de euros. En marzo de 2008 el PP pierde elecciones, en primavera es la mierda del Congreso (del PP), donde nos vamos a tomar por culo y nos matan y nos vamos de vacaciones”, relata a Zaplana.

Ese mismo verano es cuando se programa el viaje a Colombia para hablar con el presidente Álvaro Uribe para tratar asuntos del Canal de Isabel II. Por eso organiza una cena a principios de agosto en Marbella, en la que participan junto a González, el exconsejero Francisco Granados, el entonces gerente del Canal de Isabel II, Idelfonso de Miguel, y el empresario Javier López Madrid.

“Todo esto lo estoy hilando ahora. Te digo esta fecha porque me voy el ventitantos de agosto y nos mandan los detectives que nos graban y nos siguen. Yo pensaba que era un invento pero con esos datos que salen en el vídeo evidentemente ha habido una operación económica que creen que es mía y me imputan a mí”, argumenta en la conversación.

González recuerda que poco después, en enero de 2009, denuncia el caso en los tribunales. “Entonces Rubalcaba (ministro del Interior en ese momento) tenía un tal Juan Antonio González, que me manda un mensaje que me dice que me he equivocado con la denuncia y que ahora iban a tener con esa denuncia la cobertura judicial para hacerme toda esta mierda”. “Y ahí empiezan a mirarme todo”, añade.

Coincidiendo con eso, el expresidente regional recuerda que intervino en el Comité Ejecutivo de su partido y que al día siguiente salieron unas informaciones diciendo que Rajoy había afeado su honorabilidad. “Luego me encuentro a Mariano en el aniversario de Indra y tenemos una bronca de la hostia. En esa bronca le digo que si este va a ser el sistema de funcionamiento me parece una locura. En esa conversación, tampoco se lo he contado a nadie antes, ya soy consciente de que me quería empapelar. Y entonces empieza toda la artillería”, asegura González.

González también revela al expresidente valenciano que tras el espionaje habló con López Madrid diciéndole que “sabía que lo había pagado su suegro”, en referencia a Villar Mir. “Me llama al día siguiente diciendo que lo ha hecho el loco de su cuñado, que le gusta jugar a no sé qué, que es amigo de Lapuerta. Tenemos una bronca de cojones y cuando tengo más relación (con López Madrid) me dice que sabe que yo no me llevé el dinero, que ellos pagaron un dinero desde México a Suiza. Este (otro exabrupto) la que ha liado entre Mariano y Lapuerta”, añade.

“¿A dónde llega ese dinero? Me cuenta López Madrid que Adrián de la Joya se lo queda. Han debido estar todos metidos porque en su momento me dijeron que el que también se llevaba pasta era López Madrid, y entiendo que cuando me lo contó con Granados y eso creó un problema y por eso pararon todo”, esgrime González.

Por último, el expresidente madrileño asegura que “lo que le pide el cuerpo es pagar a quien sea para acreditarlo”, pero que “no tiene pasta”. “¡Fíjate los hijos de puta cómo funcionaban!. Este es un circuito que se lleva por delante a todo Dios”, le dice a Zaplana.

“Yo ahí no sé cómo meter mano. Si pudiera… Tendría que ir a detectives. Imagínate que puedo acreditar que Villar Mir pagó una comisión en una cuenta que esté quien esté… Yo tengo en el pleito acreditado que lo ha pagado Villar Mir y tengo imputados a todos los policías”, señala González en otro momento dado.

CHANTAJE A RAJOY

En esta conversación, González también le cuenta que un empresario intentó chantajear a Rajoy por una grabación en la que supuestamente otro empresario reveló que “daban pasta” a Álvaro Lapuerta y no sabía “si a Rajoy”. Así, le dice que su amigo y exgerente del Canal de Isabel II Idelfonso de Miguel que piensa que “fue bastante más listo, le sacó una grabación a un empresario diciendo que le daban pasta” al extesorero.

“En aquel momento no estaba en esta guerra. Idelfonso cogió esa cinta y se la dio a Julio Ariza. Y ahora me he enterado que Ariza se fue a ver a Mariano, a chantajearle. Bárcenas contó que él tuvo que negociar con Ariza y que le soltaron por esta cinta pasta para rato”, agrega.

“En ese rollo parece ser que hay otra cinta grabada con una cosa parecida dándole dinero a Lapuerta, no sé si se con el conocimiento de Mariano y se la ofrecieron al Gobierno de Venezuela por 10 millones de euros”, prosigue González.

En la conversación con Zaplana, el también expresidente del Canal relaciona todo este asunto con el espionaje que sufrió en su viaje a Colombia en el verano de 2008 y con el hecho de que Rajoy no le nombrase candidato del PP a la Presidencia del Gobierno regional en 2015.

González asegura que dicho espionaje lo hizo Villar Mir, que se lo dijo su abogado. Asegura que lleva años “dándole vueltas” al polémico viaje a Cartagena de Indias y, para acreditarlo, le cuenta a Zaplana que su letrado también defendía a un par de alcaldes de la trama Gürtel y que el exalcalde de Majadahonda reveló que llegó a un pacto con el extesorero del PP Luis Bárcenas para darle información, “con el límite de que no se podía decir nada contra Mariano Rajoy”.

CONTRA GRANADOS

González también dedica unos minutos a arremeter contra Granados. “Cuando estábamos en la Comunidad sale una portada de Interviú diciendo que un director de una constructora gorda dice que pagaban comisiones a todo dios y que le ha llevado dinero a Granados a su despacho de alcalde. Entonces le llama Esperanza y le responde que este tío es un hijo de puta, que es mentira, y que iba a poner una querella, querella que nunca apareció”, relata.

El expresidente afirma que ese constructor luego “desapareció” porque, según le dicen algunos amigos suyos, le dieron tres millones de euros. “El tal tío era consejero de Marjaliza. Y pasa como tantas cosas de Granados pasa”, dice. Zaplana le responde que con Granados pasa como con Bárcenas, que “si pasado mañana dice lo contrario se va desacreditando y no sirve para nada lo que digan”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.