Foto: Reuters

Al menos 26 personas han muerto y 27 más han resultado heridas por los disparos de un individuo que irrumpio en una iglesia de la localidad de Sutherland Springs, en Texas, según ha informado una fuente policial citada por la cadena ABC. El atacante ha muerto abatido.

El atacante irrumpió en la Primera Iglesia Baptista de Sutherland Springs, en Texas, según la Policía. El sheriff del condado de Wilson, Joe Tackitt, ha explicado que el atacante ha sido abatido y está muerto.

Entre los fallecidos había una niña de 14 años. Algunos heridos han sido trasladados al Centro Médico Brooke del Ejército y otros han sido ingresados en otros hospitales de la zona.

Una persona que trabaja en una gasolinera cercana ha explicado que escuchó las primeras ráfagas de disparos sobre las 11.15 horas y después vio a clientes de la gasolinera y fieles de la iglesia correr para refugiarse.

“Duró unos 15 segundos. Grité ¡Abajo! ¡Entrad dentro! y nos escondimos todos”, ha relatado la mujer, de 49 años, en declaraciones a ABC News. Una vez dentro del edificio de la gasolinera, cerraron la puerta y unos minutos después llegaron los servicios de emergencia. “Había agentes atendiendo a los heridos y haciéndoles preguntas”, ha explicado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha publicado un mensaje en su cuenta en Twitter. “Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las fuerzas del orden están en el lugar. Sigo la situación desde Japón”, ha indicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.