La firma automovilística estadounidense Tesla ha llamado a revisión 11.000 unidades del Model X en todo el mundo debido a un supuesto problema en el mecanismo de sujeción de los asientos traseros del vehículo.

Fuentes de la compañía consultadas por Europas Press han asegurado que dicha llamada a revisión se trata de una “medida proactiva y voluntaria” para los clientes, ya que “nadie ha reportado ninguna incidencia”.

Desde Tesla explican que los vehículos afectados incluyen los Model X fabricados desde el 28 de octubre de 2016 hasta el 1 de septiembre de este año, y con configuración de cinco o siete asientos.

La compañía presidida por Elon Musk ha afirmado además, según recoge Reuters, que de los 11.000 vehículos llamados a revisión, hasta un 3% podría presentar el problema, detectado mediante pruebas internas.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.