Kim Wall periodista sueca fallecida

 

La Policía danesa ha encontrado la cabeza y las piernas de la periodista sueca Kim Wall, presuntamente asesinada hace dos meses por el inventor Peter Madsen.

Según las primeras observaciones, la cabeza de la reportera no presenta ningún indicio de que hubiera sufrido una fractura de cráneo, como alegaba en un principio Madsen, quien ha negado toda responsabilidad, argumentando que la reportera murió al golpearse con la escotilla del submarino del acusado.

Madsen indicó que, presa del pánico, desmembró a la periodista y arrojó sus restos al agua tras apuñalar su cadáver múltiples veces para impedir que los gases de la descomposición hicieran emerger las partes.

Asimismo, ha alegado que incluso se planteó suicidarse, pero que cambió de idea porque quería ver a su mujer y a sus gatos. Antes, no obstante, hundió de forma deliberada el submarino que él mismo había creado, lo que llevó a que fuese rescatado por los servicios de emergencia.

Las autoridades han acusado a Madsen de la muerte, por lo que en caso de ser declarado culpable podría ser condenado a una pena de entre cinco años y cadena perpetua.

La cabeza de la reportera ha sido hallada en la bahía danesa de Koge, junto con las piernas de la periodista, en una bolsa rellena de objetos pesados según ha declarado el portavoz de la investigación, Jens Moller Jensen, en rueda de prensa recogida por la cadena TV2.

Los abogados de Madsen ya están al tanto de este descubrimiento pero todavía no han emitido una declaración oficial al respecto, según ha confirmado la misma cadena.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.