Un motorista ha salido herido después de caer mientras realizaba un giro en Maioris esta tarde. El hombre, que se negó a que le hicieran la prueba de alcoholemia, iba visiblemente muy bebido. Su pronóstico es reservado y fue trasladado a un centro hospitalario.

La moto estaba saliendo de Maoiris por la carretera de Cap Blanc (Ma-6014) hacia las 19:20 cuando de repente perdió el control. Había tomado el sentido hacia Palma, pero cayó en seguida que entró a la vía. El piloto, un hombre de 28 años, ha quedado tendido en la cuneta tras caer por un desnivel de unos tres metros.

Tras esto, avisaron a los equipos de emergencias y quienes llegaron antes fueron unos agentes de la Guardia Civil de Llucmajor. Se encontraron al joven con la cara blanca, muy pálido, y han pedido que fuera la ambulancia con urgencia. También acudió la Policía Local y la Guardia Civil de Tráfico.

Los agentes hallaron cuatro cervezas. Así, el varón en ese momento se negó a hacerse el control de alcoholemia. Posteriormente sí que aceptó que le hicieran una analítica en el hospital.

Los sanitarios llevaron al motorista desde la cuneta hasta la ambulancia. En ese momento, se lo llevaron al hospital. El herido se encuentra en pronóstico reservado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.