La nadadora española Mireia Belmonte fue la gran protagonista este sábado en la octava edición de la Gala de la Real Federación Española de Natación, celebrada en el auditorio Alfredo Goyeneche del Comité Olímpico Español, al ser galardonada con el premio especial de la RFEN por sus éxitos cosechados en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y en el Mundial de Budapest.

Belmonte fue la última condecorada. La nadadora badalonesa, oro olímpico en Brasil y oro mundial el pasado verano, recibió el premio especial y una gran ovación de todo el auditorio. La catalana subió al escenario acompañada de su entrenador Fred Vergnoux, pieza clave en todos sus éxitos.

“Gracias a la RFEN. Quiero agradecer este premio a mi familia y a mi entrenador”, dijo la nadadora del UCAM Murcia. Preguntada por las claves de sus triunfos, Belmonte aseguró que a pesar del gran nivel intenta siempre “disfrutar”. “Hay que competir al máximo, con la presión que conlleva pero también hay que saber disfrutar”, declaró la mejor nadadora española de todos los tiempos.

La gala fue inaugurada por Fernando Carpena, presidente de la RFEN destacando el buen rendimiento de la natación española. “110 deportistas de esta Federación han sido olímpicos en los últimos años. Hemos obtenido siete medallas olímpicas. Un alto porcentaje. Ya estamos caminando hacia Tokio 2020, construyendo unos cimientos maravillosos. Ojalá estén en esa cita todos los galardonados este sábado. A los que no puedan, les deseo que no cesen en sus objetivos, como el del Europeo de Barcelona en 2018”, señaló.

Tras el parlamento de Carpena y un vídeo resumen del Mundial de Budapest, comenzó la gala con la entrega a María Peláez del galardón “Mujer y Agua”, que homenajeó a la nadadora por ser una de las pioneras en España. Otro de los momentos álgidos fue el premio ‘Valores deportivos’ a Fernando Álvarez, del Club Naútico de Cádiz.

El nadador fue galardonado por su gesto en el Mundial de Budapest. Al inicio de su prueba, el Álvarez no saltó al agua en señal de repulsa hacia los atentados que sacudieron Barcelona y Cambrils en agosto. “De no hacerlo, me hubiera parecido una falta de respeto hacia las víctimas”, manifestó.

Las selecciones sub-17, sub-18 y sub-19 femenina, así como la absoluta y la selección masculina sub-19 recibieron la medalla extraordinaria al mérito deportivo, como Mireia Belmonte, la estrella de la tarde en la sede del COE. Se otorgaron también insignias de oro a deportistas retirados como Ana copado, Cristina Salvador, Sara Levy y Clara Camacho y de oro y brillantes a Ona Meseguer, Laura López, Andrea Blas y Jennifer Pareja.

Como broche de lujo a la gala, la múltiple ganadora de medallas en natación sincronizada Gemma Mengual firmó el libro honorífico de la RFEN, a la que considera “su familia”. Un vídeo previo de la deportista con los mejores momentos de su carrera hizo las delicias de los asistentes al acto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.