Miles de personas arropan el desfile del 12 de octubre con la bandera de España en pleno conflicto con Cataluña

Miles de personas han salido este jueves a la calle para asistir al desfile que se celebra con motivo de la Fiesta del Día Nacional, inundando con la bandera de España el Paseo de la Castellana de Madrid en pleno conflicto por el desafío independentista catalán.

Los Reyes, acompañados por sus dos hijas, han presidido un desfile al que ha asistido todo el Gobierno –excepto el ministro de Economía, Luis de Guindos, de viaje en Washington–, las más altas autoridades del Estado y los líderes de los principales partidos políticos menos el de Podemos, Pablo Iglesias, que ha delegado la representación de su formación en su portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, y la diputada morada miembro de la Mesa de la Cámara Baja, Gloria Elizo.

En la tribuna de invitados y autoridades se ha podido ver a los políticos compartiendo conversación antes de que llegaran Felipe VI y Letizia. Ha sido el caso del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quienes han estado un rato hablando antes del desfile. También se ha formado un corrillo en que han participado el expresidente Felipe González y los presidentes de Asturias, Javier Fernández; de Aragón, Javier Lambán; y de Andalucía, Susana Díaz.

La respuesta de los ciudadanos ha sido masiva y los madrileños han respondido con ‘vivas’ a España, al Rey e incluso al presidente del Gobierno. Incluso se ha podido oír algún cántico pidiendo prisión para el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El catalán, el presidente de Euskadi, Iñigo Urkullu, y la navarra Uxue Barkos han sido los únicos presidentes autonómicos que no han asistido al desfile.

La bandera ha estado presente este jueves tanto entre los ciudadanos congregados en los laterales de la Castellana como en numerosas ventanas y balcones del paseo. También era el motivo del bolso elegido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien el año pasado ya se resguardó de la lluvia con un paraguas también de la bandera de España.

APLAUSOS A LA POLICÍA NACIONAL

En el contexto de la crisis independentista, la unidad motora de la Policía Nacional, que participaba por primera vez en este desfile, ha sido una de las más aplaudidas de la jornada. Defensa desvinculó su presencia del desafío independentista y alegó que estaba prevista mucho antes del 1-O, pero los ciudadanos han vitoreado a los policías y dado ánimos ante los incidentes sufridos en Cataluña.

También ha tenido mucho éxito la Guardia Civil y, como es habitual, la unidad de la Legión acompañada por su tradicional mascota, una cabra de nombre Rocco.

La parada militar ha durado casi una hora y media durante la cual han desfilado casi 4.000 militares y 78 aeronaves, una de ellas el Eurofighter accidentado cerca de la base de Los Llanos (Albacete) cuando regresaba del desfile.

La jornada ha comenzado con la llegada de los Reyes, que han sido recibidos por el jefe del Ejecutivo, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, la presidenta de la Comunidad de Madrid y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

Tras ello se ha procedido al izado de la bandera nacional, que ha llegado al suelo de manos de un miembro de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA). La enseña ha sido izada por tres miembros de la Guardia Real (uno de cada Ejército), un guardia civil y un policía nacional.

HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

A continuación ha tenido lugar el homenaje a los caídos por España, que en esta ocasión ha tenido un recuerdo especial para los fallecidos en los atentados de Cataluña del pasado mes de agosto y para Ignacio Echeverría, el español asesinado en Londres cuando hacía frente a los terroristas.

En su nombre ha estado presente la madre del joven madrileño, embajadores de los países con víctimas mortales en los atentados de Barcelona –Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Italia, Portugal y Reino Unido– y los presidentes de la Asociación y la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

En el desfile terrestre han tenido un lugar especial los militares que participan en misiones internacionales, representados en la columna motorizada por patrullas similares a las que están desplegadas en Afganistán, Irak, Líbano, Malí o la Operación Atalanta. También ha habido vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Guardia Civil y, por primera vez, de la Policía Nacional.

Entre las unidades a pie ha destacado una unidad conmemorativa del 450 aniversario del Camino Español, un corredor abierto en 1567 para mantener conectados los Países Bajos españoles con Milán y que estuvo operativo hasta 1634.

No hay comentarios

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.