Foto: Europa Press

La Policía investiga varios actos vandálicos registrados en Santiago de Compostela durante la pasada madrugada. Objeto de los ataques fueron la residencia oficial del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en Monte Pío, contra la que se lanzó un artefacto incendiario de fabricación casera, que impactó en un muro y apenas produjo daños, y dos cajeros automáticos, que sí quedaron calcinados.

Fuentes policiales consultadas por Europa Press han confirmado que hay una investigación abierta en relación a esta sucesión de actos vandálicos registrados entre las cuatro y las cinco de la madrugada. Hay varias vías abiertas que, por prudencia, se reservan, y han ratificado que hasta el momento no se ha producido ninguna detención.

El Ayuntamiento de Santiago, que ha condenado lo ocurrido, apunta que el individuo que lanzó el artefacto incendiario contra la residencia de Monte Pío –por las características podría ser un cóctel molotov, pero lo determinará la investigación– podría ser el mismo que, posteriormente, causó daños en dos cajeros automáticos.

La hipótesis de que fue el mismo autor estaría avalada por las imágenes registradas en las cámaras ubicadas en las distintas localizaciones de los actos vandálicos, según fuentes municipales consultadas por Europa Press, ya que “aparentemente coinciden” vestimenta y características físicas.

Con todo, la Policía insiste en que la investigación está abierta y aún es prematuro afirmar si los autores fueron uno o varios, así como las hipótesis de investigación.

IMPACTO CONTRA EL MURO

En cuanto al artefacto incendiario lanzado contra la residencia de Monte Pío, impactó contra un muro en la entrada de la zona de acceso de vehículos, relativamente próxima a la garita policial del edificio.

Apenas se registraron daños, si bien, frente al muro contra el que impactó el artefacto quedaban los restos de cristales en el suelo.

Los cajeros están ubicados en el Ensanche compostelano (en la confluencia entre las calles Santiago de Chile y A Rosa, y otro en Frei Rosendo Salvado, según concretó el Consistorio), y sí sufrieron daños materiales más graves, ya que resultaron quemados.

LOS VECINOS NO OYERON “NADA”

Vecinos que residen en la zona, consultados por Europa Press, recibían en la mañana de este martes con sorpresa la noticia del acto vandálico registrado durante la madrugada en el barrio.

“No escuchamos nada de nada”, ha asegurado uno de los vecinos, quien charlaba esta mañana con otras tres personas que residen en la zona justo en un banco frente a la residencia oficial.

Otros vecinos, en un bar próximo a la vivienda oficial del presidente autonómico, indicaban que lo único que les llamó la atención es que, sobre las 10,00 horas de este martes, sí había una concentración de varios policías en la zona de acceso de vehículos.

Esta presencia policial se debería, según otras fuentes, a los pasos dados en la investigación, toda vez que hubo que recopilar la información de las cámaras ubicadas en Monte Pío.

CONDENAS POLÍTICAS

Según ha informado el Consistorio compostelano, el alcalde, Martiño Noriega, se puso en contacto este viernes con el presidente para expresarle su repulsa ante lo ocurrido.

También mantuvo contactos con los portavoces de los grupos de la Corporación municipal para mantenerlos informados sobre estos “lamentables hechos”.

El gobierno local subraya que condena “cualquier acción violenta” y entiende que “nunca hay justificación para actitudes de este tipo”. “Compostela es una ciudad tranquila, y actos como los de esta noche no tienen cabida en nuestra sociedad”, sostiene el Consistorio.

También el portavoz municipal del BNG, Rubén Cela, ha mostrado su rechazo a los actos de vandalismo registrados en la pasada madrugada en Compostela.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.