Foto: Europa Press

La CUP de Barcelona presentará este jueves en el pleno del Ayuntamiento una propuesta para que el consistorio reconozca la proclamación de la República catalana y ponga “todos los medios y herramientas necesarios para impedir la intervención de las instituciones catalanas y para hacer efectiva la República”.

Lo ha explicado este lunes la líder de la CUP en el Ayuntamiento, Maria José Lecha, junto a las ediles Maria Rovira y Eulàlia Reguant, en una atención a los medios en la que han explicado que llamarán a “rechazar las injerencias a la República catalana por parte del Estado español, así como el intento de intervención” que ven en la aplicación del artículo 155.

Lecha ha afirmado que la proclamación se realizó en aplicación de la Ley del referéndum, en el que ha dicho que votaron más de dos millones de personas, y da lugar a la aplicación de la Ley de transitoriedad jurídica.

Ha calificado de estado de excepción la situación, porque ha dicho que la represión, las amenazas y las intervenciones del Estado son una realidad a pesar de que el Parlament es soberano: “Representan el enésimo ataque al autogobierno y la soberanía del pueblo de Catalunya”.

“Los municipios tienen un papel importantísimo en este proceso de aplicación de la Ley de transitoriedad”, y en la defensa del Parlament, ha sostenido.

Por ello, el jueves la CUP propondrá al Ayuntamiento que se ponga al lado de las instituciones catalanas y dé “toda la ayuda posible” para el desarrollo de este proceso.

AGRESIONES EN MANIFESTACIONES

Rovira ha criticado las “agresiones racistas y fascistas” que se dieron en protestas antiindependentistas del viernes y el domingo, en las que hubo dos hospitalizados y una decena de heridos, además de romperse cristales en Catalunya Ràdio.

Ha criticado que la marcha, convocada por parte de la extrema derecha, según ella, fuera apoyada por PP, PSOE, PSC Y Cs, y ha dicho que en ambas protestas hubo concejales del Ayuntamiento: el viernes uno del PP ocupaba las calles con personas que estaban “agrediendo a otros vecinos”, y el domingo asistió una del PSC, según ella.

“Nos gustaría saber cómo afecta que esta concejal del Gobierno se manifieste conjuntamente con organizaciones de extrema derecha que participan de estos actos cuando gobiernan con un partido que teóricamente es antifascista”, ha dicho, y han preguntado qué consecuencias tendrá en el pacto de Gobierno entre BComú, liderada por Ada Colau, y el PSC.

Ha criticado la “total impunidad de la ultraderecha”, y ha afirmado que el domingo hubo insultos y golpes a periodistas; agresiones físicas a parejas, vendedores ambulantes y un taxista; insultos a trabajadores de un ferrocarril; un asalto a un supermercado, e insultos racistas contra pasajeros de los trenes, además de símbolos nazis y proclamas franquistas.

A preguntas de los periodistas, ha reprochado a Colau que apoyara públicamente que se realizara la marcha del domingo cuando, ha dicho, estaba convocada por la organización de “extrema derecha” Societat Civil Catalana (SCC).

Reguant ha llamado a la ciudadanía a organizarse, trabajar colectivamente y denunciar sistemáticamente las agresiones fascistas, y ha recordado que este lunes a las 19.30 habrá una manifestación contra estas agresiones entre las calles Mandri y General Mitre de Barcelona.

Ha reivindicado la República como el “único espacio posible” para defender estos derechos y, a preguntas sobre una posible asamblea de cargos electos, ha dicho que no tienen constancia de que se produzca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.