JxSí y la CUP están reunidos este jueves en el Parlament para abordar la declaración de la independencia de Catalunya después de que el Gobierno central haya anunciado que el sábado reunirá al Consejo de Ministros extraordinario para avanzar en la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Los diputados de la CUP Albert Botran, Mireia Boya, Gabriela Serra y Joan Garriga ‘Nana’ han entrado en los despachos de JxSí sobre las 10.15 horas, después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, haya respondido por segunda vez al requerimiento del Gobierno central ofreciendo diálogo pero avisando de que se declarará la independencia en caso de “continuar la represión”.

A las 11.40 horas han salido de los despachos de JxSí los cuatro diputados de la CUP que habían entrado, junto con el líder de JxSí, Lluís Corominas; la portavoz, Marta Rovira, y el diputado Jordi Orobitg, y entonces se han dirigido a los despachos de la CUP, situado al otro extremo del edificio.

En el trayecto entre despachos, Rovira, también secretaria general de ERC, ha dicho: “Estamos trabajando. Cuando tengamos algo que decir lo diremos”.

En la carta de este jueves a Rajoy, Puigdemont ha introducido una novedad y es que por primera vez contempla que el Parlament vote la declaración de independencia.

Fuentes de JxSí consultadas por Europa Press han explicado que es “probable” que los diputados acaben votando la declaración, pero añaden que no es el único escenario que ahora mismo está encima de la mesa.

Minutos después de la respuesta de Puigdemont, el Gobierno central ha anunciado que continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para “restaurar la legalidad en el autogobierno de Catalunya”: el Ejecutivo central había valorado no avanzar por esta vía si Puigdemont renunciaba a la independencia y convocaba elecciones autonómicas.

ULTIMANDO LA DECLARACIÓN

Tanto JxSí como la CUP anunciaron el martes que estaban ultimando la proclamación de la independencia de Catalunya para hacerla efectiva “en los próximos días” ante la hipótesis de que el Gobierno central avanzaría en la aplicación del 155 –como se ha confirmado este jueves–.

Los grupos independentistas no detallaron ni cuándo ni cómo estudiaban hacerlo para evitar “la represión política” del Estado, si bien Puigdemont apunta en su segunda respuesta al requerimiento que podría hacerse con una votación en el Parlament.

La mayor incógnita es cuándo se producirá: para el lunes estaba prevista una reunión de la Junta de Portavoces, que es el órgano que fija el orden del día de los plenos, pero la convocatoria oficial no ha llegado a hacerse “a la espera de lo que podía pasar este jueves y con la previsión de que quizás es necesario convocar el pleno antes”, han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

El hecho de que el Gobierno central se reúna el sábado podría acelerar una declaración de independencia, y JxSí y la CUP podrían proponer un pleno en las próximos días, incluyendo el fin de semana: la coalición independentista ya ha avisado a sus diputados que deben estar disponibles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.