Un incendio que ha tenido lugar este jueves de madrugada ha obligado a desalojar a 40 vecinos del Edificio Florimar, un bloque de apartamentos de Santa Ponça, aunque no ha habido que lamentar ningún herido, según han informado desde el Ayuntamiento de Calvià.

Al lugar, han acudido seis patrullas de la Policía Local de Calvià, la Guardia Civil, los Bomberos de Mallorca y ambulancias del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) del 061.

El incendio, que se provocó en un apartamento del sexto piso sobre las 3.30 horas de la madrugrada, quedó sofocado media hora después, pero por precaución las personas desalojadas no han podido volver a sus viviendas hasta las 05.30 horas.

Los bomberos del parque de Santa Ponça tuvieron que pedir refuerzo con otro vehículo de agua del parque de Bomberos de Llucmajor.

Asimismo, el servicio de ambulancias del 061 no tuvo que atender a ningún afectado y solo se tomó las constantes vitales a dos vecinos por precaución, según han informado desde el consistorio.

Además, han destacado que el propietario del apartamento 62 del Edificio Florimar, donde se originó el incendio, volvía ayer a su piso después de un tiempo fuera, conectó la corriente eléctrica y se fue a dormir, hasta que se despertó alertado por la alarma de humo.

Con esto, el hombre, de 79 años, ha sido reubicado a la espera que un técnico municipal revise el apartamento, ya que el fuego ha provocado la rotura de varias bobedillas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.