Foto: Europa Press

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha llamado este martes a la “reflexión” al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya que, según ha dicho, está “a tiempo” de no realizar una declaración unilateral de independencia. “Quiero pedirle que no haga nada irreversible, que no emprenda ningún camino que no tenga vuelta” , ha demandado.

Méndez de Vigo, que ha acudido al Museo Arqueológico Nacional para inaugurar la exposición ‘El poder del pasado. 150 años de arqueología en España’, ha realizado este llamamiento al presidente catalán unas horas antes de que acuda al Parlamento de Cataluña para dar cuenta de su estrategia tras la jornada del 1 de octubre.

El portavoz del Ejecutivo ha recordado a Puigdemont que Europa ya ha dicho “con toda claridad que no aceptará” ni “reconocerá” una declaración de independencia de Cataluña y ha subrayado que, por tanto, “no hay que hacer nada que al final no tenga efectos”.

“Una declaración de independencia es un fracaso de Europa, que se hizo después de la Segunda Guerra Mundial para que todos puedan convivir en democracia y libertad. Ése es el ejemplo que ha dado la UE y es el que tenemos que seguir dando”, ha manifestado.

SERÍA “MUY PERJUDICIAL” PARA CATALUÑA

El portavoz del Gobierno ha advertido al presidente catalán del “momento decisivo” que vive su comunidad, con un Ejecutivo autonómico situándose “al margen de la ley”, “desobedeciendo” las sentencias de los tribunales y provocando una “ruptura entre catalanes”. Es más, ha destacado que hay empresas “grandes, medianas y pequeñas” que se están marchando de Cataluña porque “no se fían” del Govern.

Por ello, ha solicitado que no siga adelante con la hoja de ruta independentista porque sería “muy perjudicial” para Cataluña y los catalanes, al tiempo que ha insistido en que es momento de “reflexionar” e introducir “serenidad”, volviendo la “legalidad y al diálogo en el Parlamento catalán”. “No hay que hacer nada que al final no tenga efectos, no hay que hacer nada que al final sea irreversible”, ha proclamado.

Méndez de Vigo ha señalado que el deber de todo gobernante es “buscar el bienestar y la felicidad” de su pueblo y, sobre todo, buscar la “concordia” de los ciudadanos. En su opinión, en eso es en lo que debe pensar Carles Puigdemont cuando esta tarde a las 18.00 horas acuda al Parlamento de Cataluña.

“‘Hoy es siempre todavía’ decía el poeta. Y yo espero que ese ‘Hoy es siempre todavía’ esté inundado de sensatez y de reflexión para evitar algo que al final será muy perjudicial para Cataluña y los catalanes”, ha abundado, para subrayar que el presidente de la Generalitat está “a tiempo” de no dar ese paso.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.