Foto: Europa Press

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha tachado este miércoles de “engaño” y “artimaña” el discurso del presidente catalán, Carles Puigdemont, en el que apostó por suspender los efectos de la declaración de independencia.

“Yo lo entendí como un engaño, francamente, otra vez las artimañas que hacen para decir una cosa y la contraria”, ha dicho Dastis en una entrevista a la emisora francesa Europe 1.

Preguntado si la decisión de Puigdemont supuso seguir el consejo de los líderes europeos de no hacer nada irreversible, el ministro lo ha pouesto en duda, y ha opinado que “siguen haciendo lo que han hecho siempre”, que es “avanzar por un camino” que solo lleva a situaciones de confrontación económica y social que nadie quiere para Cataluña.

Además, ha remarcado que lo que hicieron los independentistas fue “algo que no se puede comprender”: “Asumen que tienen derecho a la independencia por un pretendido referéndum, después pedir al Parlamento que suspenda esa declaración, después se ha visto que han firmado algo, pero no ha habido decisión del Parlamento”.

Con Puigdemont alegando que suspendía la declaración de independencia para dar espacio al diálogo, el ministro ha recalcado que el Gobierno siempre está dispuesto a negociar con todo el mundo, también con quien defiende la independencia, “pero en el marco de la Constitución y con los medios que ofrece el Estado de Derecho”.

“SON ELLOS LOS QUE NO QUIEREN HABLAR, SOLO DE UN REFERENDUM”

De hecho, ha asegurado que “son ellos los que no quieren hablar, solo quieren hablar de la celebración de un referéndum en Cataluña que simplemente la Constitución no permite”.

La Constitución, ha puntualizado, no permite un referéndum en el que “una parte, que es Cataluña”, decida por toda España. Y ha añadido que la Carta Magna se puede reformar, pero por los procedimientos que ella misma establece.

Preguntado si lo que busca es “una capitulación completa” de los independentistas, ha respondido que él no ha “hablado de capitulación”, sino de respetar el Estado de Derecho, de acudir al Parlamento a debatir y de analizar “otras medidas y posibilidades” para encontrar un arreglo que permita que “los españoles sigan viviendo juntos”.

En cuanto a qué hará ahora el Gobierno de Mariano Rajoy, se ha limitado a señalar que el Ejecutivo “siempre ha actuado de forma proporcionada y medida”, defendiendo el Estado de Derecho con las medidas que él mismo contempla, y que así lo seguirá haciendo.

Dastis ha admitido que una parte de Cataluña quiere la independencia, pero otra, “más grande según los sondeos”, quiere que todos sigan viviendo juntos, “con convivencia y sin separar a los defensores de la independencia de los ‘unionistas’ como ellos han empezado a decir”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.