FCB

El FC Barcelona ha dicho este sábado a través de su presidente, Josep Maria Bartomeu, que es “inadmisible” que en la actualidad y en un Estado democrático se haya encarcelado a los líderes de la ANC, Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, debido a sus “ideologías políticas”, y también ha pedido respeto a los valores del club blaugrana y su defensa de la libertad de expresión sin ser “manipulados” por nadie.

“Creemos que es inadmisible que en el siglo XXI en un Estado democrático haya personas en prisión por sus ideologías políticas. Pedimos y exigimos respeto también para el Barça, para nuestra institución, para la libertad de nuestros socios, y no podemos ser nunca una herramienta manipulable para ningún lado, nadie se puede apropiar de nuestro escudo ni de nuestra bandera, nadie”, ha asegurado ante los socios en la Asamblea General Ordinaria de la entidad.

Además, ha dicho que defenderán siempre el derecho a la democracia y el derecho a decidir respetando la pluralidad de la masa social del club.

“No se puede confundir la responsabilidad como presidente del Barça con la tibieza que algunos nos achacan. Ahora más que nunca, diálogo y respeto y en nuestro caso deporte. El Camp Nou es un espacio de concordia, respeto y libre expresión, y lo debe continuar siendo”, ha argumentado.

Bartomeu ha defendido que la Junta actuará como siempre en la defensa del club y de los intereses de sus socios.

“Nunca pondremos en riesgo la viabilidad del club ni su presencia en las competiciones, con la ilusión de ganarlas todas. La intención del club es continuar jugando la Liga, participación a día de hoy totalmente garantizada. La viabilidad de La Liga y el Barça pasa en gran parte con continuar con nuestro vínculo”.

También ha explicado el posicionamiento del club en los hechos del 20 de septiembre, con las primeras detenciones a cargos públicos, y del 1 de octubre, día del referéndum, cuando el equipo jugó contra la UD Las Palmas en el Camp Nou a puerta cerrada.

“Las circunstancias y el momento histórico que vive Catalunya me lleva a explicar el posicionamiento del Barça ante esta situación tan excepcional. El pasado 20 de septiembre, con las primeras detenciones, el club mostró su condena a una actuación contra democracia, libertad expresión y derecho a decidir, principios que siempre han formado parte del compromiso del Barça con Catalunya”, ha recordado.

Así, el 1 de octubre, ante una situación “excepcional”, el propio Bartomeu optó por jugar a puerta cerrada pese a que muchos socios pedían suspender el partido ante unos hechos “lamentables”.

“Fue la decisión más difícil que he tenido que tomar desde que soy presidente. Después de no conseguir que se suspendiera, y de escuchar a todos en el club, decidí personalmente jugar a puerta cerrada”, ha explicado.

“Sé que en aquel momento esta decisión no fue compartida por mucha gente, incluso para Vilarrubí y Monés que decidieron dimitir, algo que respeto y les agradezco su dedicación al club estos años. Ante la gravedad de los hechos, el club proclamó ‘diálogo, respeto y deporte’. Nadie puede dudar del compromiso del Barça ante la sociedad catalana”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.