elecciones legislativas Austria
Foto: Reuters

Los colegios electorales de Austria han abierto ya sus puertas para la celebración de unas elecciones parlamentarias que podrían concluir con el triunfo del jovencísimo ministro de Exteriores Sebastian Kurz, de 31 años de edad, como nuevo jefe de Gobierno, mientras la población aguarda expectante el resultado del ultraderechista Partido de la Libertad (FPO), que podría acumular hasta un 26 por ciento de los votos.

Kurz es el gran protagonista de unas elecciones anticipadas tras el fracaso el pasado mes de mayo de la gran coalición de Gobierno por las disputas internas precisamente en su propio Partido Popular, disputas a las que Kurz parece haber puesto punto y final.

Los populares de Kurz probablemente revalidarán su acuerdo con su otro socio, el Partido Socialdemócrata de Christian Kern, aunque esta vez bajo la promesa de la renovación del sistema electoral. Sin embargo, nada está cerrado salvo la práctica victoria de los populares -que obtendrían un 33 por ciento de los votos, según los sondeos previos-.

De hecho, socialdemócratas y ultraderechistas están parejos en intención de voto en torno al 25 por ciento. Si finalmente Kurz apuesta por el FPO como socio de Gobierno, la formación que lidera Heinz-Christian Strache, llegaría al Ejecutivo por primera vez en más de una década.

Kurz encabeza la intención de voto gracias a su mensaje antiinmigración, un poco más diluido que el usado por el Partido de la Libertad.

El joven político austriaco ya ha demostrado sus intenciones a la población como máximo responsable diplomático del país, defendiendo ante la Unión Europea drásticas limitaciones de la llegada de refugiados y la restricción de ayudas públicas para los inmigrantes de la zona euro residentes en Austria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.