Foto: Reuters

El terrorista italiano Cesare Battisti, refugiado en Brasil pese a haber sido condenado en Italia por cuatro asesinatos, ha sido detenido cerca de la frontera boliviana en un supuesto intento de huida que coincide con los nuevos movimientos del país transalpino para solicitar su extradición.

Battisti fue condenado a cadena perpetua en 1993 en Italia por el asesinato de cuatro personas a finales de la década de los setenta, unos ‘Años de Plomo’ en los que formaba parte de un grupo conocido como Proletarios Armados por el Comunismo (PAC).

Battisti logró escapar en 1981 de una cárcel italiana y vivió en Francia durante años, pero terminó huyendo a Brasil en 2006 para evitar su extradición. Pese a ser detenido y a que en 2009 el Tribunal Supremo brasileño avaló su traslado a Italia, en 2010 el entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, le ofreció protección.

El Gobierno italiano ha formulado ahora una nueva petición para que el actual presidente brasileño, Michel Temer, revierta la decisión de Lula, según el periódico ‘O Globo’. Los abogados de Battisti, por su parte, han presentado un ‘habeas corpus’ ante el Tribunal Supremo para que bloquee cualquier posible traslado.

El caso amenaza con complicarse más aún tras la detención de Battisti, que fue interceptado en la localidad de Corumbá, cerca de la frontera de Bolivia, con una cantidad indeterminada de dinero en efectivo que incluiría reales, dólares y euros, según fuentes consultadas por el periódico ‘Folha de Sao Paulo’.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.