Imagen de archivo

Eran las 23:40 de la noche del martes y el aviso llegó a la central de la Policía Local de Inca. Un vecino requería a los agentes tras haber observado a un grupo de tres personas, de nacionalidad española, cargando una gran cantidad de palets y cajas de mercancías en un furgón de color blanco.

Al parecer, el robo se estaba produciendo en una propiedad privada perteneciente al supermercado Eroski, ubicado en la calle Pollença, de Inca. La Unidad de Prevención (UP) acudió rápidamente al lugar y localizaron a los jóvenes, dos de unos 30 años y un tercero menor de edad.

Los agentes cachearon a los presuntos ladrones y procedió a su registro, lo que despertó en uno de ellos un actitud desafiante y prepotente ante las fuerzas de seguridad. De hecho, al propietario del furgón se le intervino además una navaja de más de 12 centímetros catalogada como ilegal. Se trataba de una navaja plegable y fabricada a mano llamada “salvavirgro”

Acudieron en apoyo de la UP, otra unidad de la Policía Local y la Guardia Civil. Los tres jóvenes quedaron identificados a la espera de que la empresa perjudicada denuncie los hechos, algo que supondría la orden de detención de los tres implicados. Además al propietario del arma blanca, se le intervino la navaja y se le interpuso una denuncia administrativa que podría llegar hasta los 3.000 euros aproximados de multa.

Tras las diligencias policiales, los supuestos ladrones procedieron a recolocar en su lugar de origen los más de 30 palets que ya habían introducido en su furgoneta para llevárselos con la intención de venderlos, según la declaración de uno de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here