El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha restado trascendencia a la noticia de que las multinacionales estadounidenses abandonarán Cataluña si prospera el referéndum independentista del 1 de octubre y ha querido dejar claro que quien decide son los catalanes, y no las compañías de Estados Unidos.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Pablo Iglesias ha insistido en que hay un “problema político” con Cataluña y que “ningún demócrata puede ser ciego” a lo que ocurrió en la manifestación independentista del pasado 11 de septiembre.

GOBIERNO CORRUPTO Y TORPE

“Hay un problema político en Cataluña y el debate fundamental es cómo resolverlo políticamente, porque no lo resuelven ni la policía ni los jueces”, ha insistido, lamentando que ante este contexto España tiene “la desgracia” de tener a “un gobierno corrupto que es enormemente torpe para resolver este problema político”.

Iglesias ha insistido en que su propuesta no son vías “unilaterales”, sino una consulta pactada entre los gobiernos para que los catalanes decidan su futuro. “Aquí lo normal es que decida la ciudadanía y no las multinacionales estadounidenses”, ha remachado.

There are no comments

Join the conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.