Foto: Mallorca Sense Sang


Fornalutx celebrará este jueves su primer ‘correbou’ tras la aprobación de la ley de protección animal que establece que al toro no se le podrán atar cuerdas de los cuernos y que en vez de ser sacrificado al final del festejo deba ser trasladado a una finca del municipio.

Aunque finalmente sí se celebrará, el ‘correbou’ fue uno de los puntos más polémicos de la Ley de Corridas de Toros y Protección de los Animales de Baleares, conocida como ley de toros a la balear.

Desde el PSIB se admitió que dentro del partido había «voces discordantes» y, junto a MÉS y Podemos, este asunto fue el causante de intensas negociaciones hasta que finalmente se llegó a un acuerdo después de que el municipio se comprometiese a «cambiar» la fiesta.

En una carta, el alcalde del municipio, Antonio Aguiló Amengual, manifestó su compromiso de introducir «modificaciones» en la celebración de la fiesta, de tal modo que el animal no fuese sacrificado.

Por su parte, desde Mallorca Sense Sang han explicado a Europa Press que irán a grabar para ver si se respeta las medidas anti maltrato pactadas y de no ser así interpondrán las denuncias pertinentes.

El coordinador de la campaña, Guillermo Amengual, ha señalado que también están pendientes del recurso del Gobierno central que podría paralizar la actual ley y haría que «el correbou fuera ilegal otra vez».

Amengual ha señalado que seguirán «insistiendo y recogiendo firmas» para conseguir encierros «éticos y divertidos para todo el mundo», como el ‘correbou infantil’, que se celebra ese mismo día por la tarde con toros hinchables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.