@NewsinfoR3

Una niña de 13 años ha muerto y otras 12 personas han resultado heridas después de que un coche haya irrumpido de forma intencionada en una pizzería de Sept-Sorts, a las afueras de París, según el Ministerio del interior galo, que no ve indicios de que se trate de un acto terrorista.

El vehículo, de marca BMW, ha quedado empotrado en el restaurante, situado en una zona industrial de Sept-Sorts, una localidad de apenas medio millar de habitantes en el departamento de Sena y Marne.

Un portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, ha confirmado a la cadena BFM TV el fallecimiento de una niña de 13 años y ha cifrado en 12 el balance provisional de heridos, entre los cuales se encuentran cuatro en estado crítico.

Las autoridades no han aclarado oficialmente las motivaciones del conductor ni su identidad, si bien fuentes citadas por France 2 apuntan a que hace unos días había intentado quitarse la vida. Una fuente judicial ha asegurado a BFM TV que las primeras declaraciones del detenido, de 32 años, “permiten descartar la pista terrorista”.

Este incidente se suma a otro similar ocurrido hace menos de una semana y en el que seis militares sufrieron heridas como consecuencia de otro atropello en Levallois. El conductor, de origen argelino, fue detenido tras huir del lugar de los hechos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.