La delegación española en el Mundial de piragüismo cosechó este sábado las primeras dos medallas en la cita que se está disputando en la localidad checa de Racice, con el oro de Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade en el K2 500 metros y la plata de Carlos Garrote y Cristian Toro en el K2 200 metros.

Cooper, campeón olímpico el pasado verano en Río de Janeiro, y Germade desplegaron su potencial en una autoritaria victoria en la final, con un tiempo de 1:27.979 en la nueva prueba incluida en el programa para Tokio 2020. La dupla española no tuvo rival y dejó a los húngaros Bence Nádas y Sándor Tótka a más de un segundo. El podio lo completaron los bielorrusos Vitaliy Bialko y Raman Piatrushenka.

Otro campeón olímpico como Cristian Toro tampoco falló en la amplia cita con las medallas este sábado de la delegación española. En este caso con Garrote como compañero, la dupla nacional del K2 en 200 metros se hizo con la plata. Tan sólo tres décimas separaron a Toro y Garrote del oro que se llevaron los húngaros Balazs Birkás y Mark Balaska, en una apretada final en la que los serbios Nebojsa Grujic y Marko Novakovic lograron el bronce.

Un total de seis embarcaciones españolas peleaban este sábado subir al podio mundial. En C2 500, Patricia Coco y Adriana Paniagua terminaron en el octavo puesto, misma posición que Sete Benavides en C1 200. Mientras, Roi Rodríguez fue noveno en K1 1.000 y Paco Cubelos e Iñigo Peña, sextos en la final del K2 1.000.

Cubelos y Peña en un Mundial clasificatorio para los Juegos les otorgaría la clasificación olímpica y les sirve para cerrar una temporada en la que han sido medallistas en la Copa del Mundo y el Europeo.

En semifinales el gallego Carlos Toro, tercero en K1 200 se ha caído por tiempos a la final B, en la que también palearán este domingo la gallega Teresa Portela, participante en cinco Juegos después del cuarto puesto en K1 200, el mismo que han obtenido Sergio Vallejo-Adrián Sieiro en C2 1.000, que también les deja en final B.

El olímpico balear Alfonso Benavides ha tenido que conformarse con la octava plaza en la final de C1 200, tras verse condicionado por una floja salida que le ha lastrado durante el resto de la regata sin tiempo para remontar al tratarse de una distancia tan corta.

También octavo lugar ha ocupado el C2 500 de la balear Adriana Paniagua y la castellano-leonesa Patricia Coco, que han protagonizado un gran salto al clasificarse para la final A de otra de las pruebas que será novedad en los JJOO de Tokio.

En Paracanoe la selección española ha conseguido la primera medalla al lograr el bronce el andaluz Javier Reja en VL2. En la final B de KL3 el extremeño Juan Valle ha sido el ganador y el gallego Adrián Mosquera noveno.

EL K4 500, EN LA CLAUSURA

La presencia del equipo nacional en la jornada de clausura será con tres K4, el 500 – integrado por los cuatro medallista de la jornada, ganaron su semifinal con dominio total- y el 1.000 -Hernanz, Cabañín, Carrera y Germade- y el de mujeres -Ouzande, Heredia, Contreras y Lazkano-, que fueron terceras tras una carrera impecable de la joven tripulación.

Completan la lista de finalistas en 1.000 metros el K1 de la catalana Laia Pelachs; en 500 el K1 del gallego Roi Rodríguez, y en 200 los canoistas baleares Adriana Paniagua en C1 -tercera en su semifinal- y Segura-Benavides en C-2.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.