Los padres de Lucía Vivar, la niña de tres años desaparecida en el municipio malagueño de Pizarra mientras jugaba con sus primos, y cuyo cadáver fue hallado en las vías del tren, se han personado este jueves como parte en el proceso judicial abierto en el Juzgado de Instrucción número 10 de Málaga, que investiga lo relacionado con la desaparición y fallecimiento de la menor.

De esta manera consideran que es el modo de acceder “de primera mano” a la información ya que “en los últimos días se han publicado noticias y comentarios sin verdadero trasfondo real, pues las actuaciones fueron declaradas secretas desde el inicio”. Por ello, también han reclamado respeto y que se entienda su dolor ante lo sucedido.

Además, la familia ha agradecido a los vecinos de los municipios malagueños de Pizarra, Álora y Alhaurín el Grande, así como a las autoridades su apoyo en estos momentos y también el despliegue llevado a cabo en la búsqueda de la pequeña.

“No hay palabras suficientes que pudieran demostrar el enorme apoyo que ha supuesto el contar con todos ellos”, según ha indicado en un comunicado la letrada Ana Belén Ordoñez, responsable del departamento de Derecho Penal del despacho Ley 57 Abogados en la sede de Alhaurín el Grande (Málaga), donde residen los padres, y que ha sido designada portavoz de la familia.

También han expresado su agradecimiento a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a Protección Civil, a funcionarios y a “todos los encargados y personal que de algún modo participó en la búsqueda y participan en la investigación de lo sucedido”.

Según la abogada, a pesar de lo dicho estos días, los progenitores tienen “total confianza” en los medios oficiales desplegados para la investigación “de todos aquellos puntos oscuros que se han encontrado o puedan encontrarse, sin descartar por el momento ningún supuesto y ninguna responsabilidad, y teniendo la intención de llegar a obtener un conocimiento real de lo sucedido”.

PIDEN PRIVACIDAD

La familia, a través de la letrada, ha agradecido a los medios de comunicación el interés pero han reclamado que se entienda su dolor y lo respeten, así como su privacidad: “han sido de enorme presión mediática a la que debe de ponerse fin”. Así, ha incidido en que necesitan “un periodo donde verse libres de preguntas y comentarios”.

En este sentido, ha apuntado que únicamente cuando exista alguna novedad, lo aconseje la investigación y lo permitan los órganos judiciales se informará. “Cualquier información fuera de este canal no merecerá credibilidad alguna. Llegado el momento se convocará una rueda de prensa donde se puedan responder a las inquietudes de los interesados”, ha finalizado Ordoñez.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.