La Ficalía de Múnich ha anunciado este lunes que ha abierto un procedimiento de imposición de sanciones económicas contra la firma automovilística Audi por el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos modelos diésel, después de que el pasado viernes los hiciera contra directivos desconocidos de la marca.

Según expertos, la Fiscalía bávara podría imponer una sanción de hasta diez millones de euros a la marca de los cuatros aros, perteneciente al grupo Volskwagen.

Después de realizar varias investigaciones y no a petición de las autoridades estadounidenses, la fiscalía de la ciudad alemana ordenó el pasado mes de julio el arresto de un empleado de la marca por supuesto fraude y publicidad engañosa, mientras que en marzo inspeccionó su sede central en Ingolstadt y las principales instalaciones del fabricante (en Alemania) en busca de información acerca del uso del ‘software’ para ocultar las emisiones reales de los vehículos durante los test.

Por su parte, Audi afirmó que ha sido notificada por los fiscales y que continuará cooperando con las autoridades muniquesas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.