Incertidumbre, indignación, descontento… estas son algunas de las sensaciones que invaden a la mayoría de los habitantes de Son Banya quienes se han enterado “por la prensa” –aseguran- de que sus días en el poblado parecen estar contados.

Según ha relatado uno de los habitantes de Son Banya a Crónica Balear, hay un “desconocimiento absoluto de lo que pasa ya que nadie se ha puesto en contacto con nosotros para explicarnos que va a pasar o a donde vamos a ir. No sabemos nada de manera oficial, desde el Ayuntamiento guardan silencio y nos hemos enterado de todo por la prensa”.

“La gente está dividida porque no todo el mundo quiere irse y tampoco hay que pensar que todo el que vive en este poblado ha tenido problemas con la Justicia o las autoridades, hay de todo”, continúa el hombre, que dice que lo único que realmente tienen, son los “papeles de desalojo y derribo de sus viviendas”.

El pasado viernes se anunció el desalojo de Son Banya

Hay que recordar que el pasado viernes, la regidora de Bienestar y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Palma, Mercè Borràs, anunicó que se realojará a las familias de Son Banya por todos los barrios de Palma menos en Son Gotleu, La Soledad, Llevant, Verge del Lluc y Son Ximelis, los cinco barrios considerados “más vulnerables”.

Borrás explicó que el Consistorio ha pedido a la Justicia una prórroga hasta el primer trimestre de 2018 en la fecha límite de desalojo de las 45 familias, fijada en estos momentos para el 5 de octubre de 2017.

No obstante, ha aclarado que el Consistorio lleva trabajando en el asunto desde principios de 2017 y ha asegurado que están “preparados” para atender la situación cuando llegue. También ha indicado que el proceso se inició en 2008, por lo que están terminando “un trabajo inacabado”.

El objetivo del Ayuntamiento es que todas las reubicaciones vayan acompañadas de un plan de reinserción, teniendo prioridad por las familias con niños, si bien “la meta es acabar con el poblado de Son Banya”, tal y como ha afirmado la regidora de Bienestar.

En total, en Son Banya viven actualmente 117 familias, que en total suponen entre 450 y 600 personas, un número difícil de determinar porque no tienen el derecho a empadronarse, según el Ayuntamiento, y de las cuales unas 200 personas serían menores de edad.

“Ocuparemos las casas”, “tiraremos basura en los portales”, “mis hijos se cagan en las puertas”

Así han recibido algunos de los habitantes de Son Banya la noticia de su desalojo.

En un video al que ha tenido acceso Crónica Balear y que parece haber sido grabado en el poblado de forma improvisada, aparecen algunos de sus habitantes coreando un “no nos vamos” mientras una de las mujeres –en tono jovial- hace un llamamiento a las personas que viven en los teóricos barrios receptores: “Manifestaos, porque ocuparemos las casas”.

Igualmente, en un momento determinado se ve como se enfoca basura en el suelo y se oye a otra mujer gritar que ellos “no usan papeleras, habrá mierda por todos lados”  mientras una tercera mujer asegura que tiene “ocho hijos y son muy malos, se cagan en las puertas”.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.