El pasado miércoles uno de nuestros lectores tomó estas imágenes en la carretera que une Palma con Estellencs alrededor de las siete de la madrugada.

Como se puede ver, el conductor del autocar –de la empresa TIB- no tiene el menor problema en circular invadiendo el carril contrario una y otra vez con el peligro que ello implica para los vehículos que circulen en sentido contrario.

Y no parece excusable intentar explicar este comportamiento en base a que el conductor pueda gozar de visibilidad sobre el carril contrario o que necesitara hacerlo por razones de maniobrabilidad, simplemente porque circular por el carril contrario está prohibido. Por alguna razón será.

Tampoco en lo temprano de la hora (en el sentido de que a la misma no circula nadie por allí) porque quien tiene que desplazarse por cuestiones de trabajo, no conoce de horarios.

Nuestro lector nos ha explicado que envió una queja a la empresa TIB a través de Twitter pero, como no podía ser de otra manera, a la espera de respuesta ha quedado desde entonces.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.