Los agentes de la Guardia Civil de Sóller se encuentran investigando un curioso incidente que ocurrió ayer en la habitación de un hotel ubicado en el Port de Sóller. Un hombre resulto herido grave tras cortarse la arteria femoral con una navaja con la que, según su propio testimonio, “estaba jugando”.

El suceso tuvo lugar sobre las 21:30 horas. El hombre, de nacionalidad alemana y 57 años de edad, se encontraba en la habitación con la navaja en la mano cuando, en un momento dado, se le cayó y se le clavó en el muslo; con tan mala suerte, que se seccionó la femoral; por lo que la sangre comenzó a salir a borbotones de la herida.

El hombre logró llamar a recepción pero mientras explicaba lo que le había ocurrido, se desmayó. Desde el hotel, se dio aviso inmediato a los equipos de emergencia y se desplazaron al lugar Policía Local de Sóller, el medico del PAC y la Guardia Civil del municipio. Al llegar a la habitación, no lograban abrir la puerta, ya que el hombre había caído justo detrás. Varias personas tuvieron que empujar con fuerza para poder rescatarle.

El médico del PAC fue el primero en atender al hombre y taponó fuertemente la herida, que seguía emanando una gran cantidad de sangre. Poco después, fue trasladado en ambulancia urgente a Son Espases, donde entró inmediatamente en quirófano para ser intervenido y ahora se encuentra ingresado en estado muy grave.

La Guardia Civil ha abierto una investigación debido a las extrañas circunstancias que rodean al suceso, ya que es realmente complicado clavarse una navaja de forma tan profunda como para seccionar una arteria con sólo juguetear con ella entre las manos. Además, el hombre alega que se encontraba solo cuando ocurrió pero su mujer llegó poco después del incidente. Los agentes están tratando de examinar todos los detalles para arrojar luz sobre el asunto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.