Foto: Europa Press

El Gobierno considera que no queda “ni un mínimo resto de sensatez” en la Generalitat de Cataluña y advierte de que la ley de transitoriedad que han presentado hoy JxSí y la CUP “nunca entrará en vigor” porque el Ejecutivo va a “hacer cumplir las leyes” y dará “respuesta a todos los intentos de los independentistas de vulnerar” el orden constitucional.

Así han reaccionado fuentes del Ejecutivo al conocer la presentación de la llamada ‘ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república’ y el anuncio que han realizado de que se aprobará antes del 1 de octubre, fecha prevista para el referéndum de independencia, y de que sus promotores tienen intención de que entre en vigor si gana el ‘sí’.

Estas fuentes han querido dejar claro que la obligación del Gobierno es “cumplir y hacer cumplir las leyes” y defender a todos los ciudadanos de Cataluña, piensen como piensen, “de un grupo de radicales que están intentando someter y silenciar a la mayoría de catalanes”.

Por ello y tras recordar que el Estado de Derecho ha dado respuesta a todos los intentos de los independentistas de vulnerar nuestro orden constitucional, han recalcado que “lo seguirá haciendo” y que los independentists pueden anunciar la citada ‘ley de transitoriedad’ tantas veces como quieran pero “nunca entrará en vigor”.

En el Ejecutivo consideran que hoy se produce una “paradoja” y es que mientras en París se reúnen cuatro de las principales democracias de Europa para “trabajar juntos contra el terrorismo y a favor de la libertad”, los independentistas “han aprovechado para presentar una iniciativa ilegal para tratar de desconectar a los catalanes de España y de Europa”.

Además y tras calificar el anuncio de “improvisado” han resaltado que lo han hecho políticos de “segundo y tercer nivel” de JxSí y la CUP, algo que, han opinado, “pone de manifiesto que los más radicales llevan las riendas de la política catalana”.

LA GENERALITAT SE HA RENDIDO ANTE LA CUP

En este sentido, han añadido que la Generalitat “se ha rendido” ante los planteamientos de la CUP, un partido al que han calificado de “minoritario, radical y antisistema” y que creen que está marcando todos los posicionamientos políticos de las instituciones catalanas.

Por ello, fuentes del Gobierno se muestran convencidos de que “no queda” ningún “mínimo resto de sensatez” en la Generalitat de Cataluña, ni de “moderación o responsabilidad institucional”. Y han añadido que la única estrategia de los independentistas es generar un estado constante de “crispación y provocación”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.